La historia del catedrático que acabó dentro del sarcófago del Libertador de Venezuela