La Guardia Civil desarticula una peligrosa banda de atracadores que operaba en las provincias de Granada y Málaga

La principal característica de los integrantes de esta red era la violencia física que ejercían sobre sus víctimas