167 guarderías de Granada, llamadas a la huelga el martes

Una trabajadora de una guardería atiende a un bebé./
Una trabajadora de una guardería atiende a un bebé.

CC OO convoca una movilización a nivel nacional tras romper el acuerdo alcanzado con la patronal que prometía una revalorización de unos sueldos demasiado bajos, según el sindicato

ÁLVARO LÓPEZGranada

El próximo martes 21 de mayo está previsto que las 167 guarderías de la provincia de Granada vayan a la huelga. Lo harán junto al resto de escuelas infantiles de todo el país fruto de la convocatoria llevada a cabo por el sindicato Comisiones Obreras (CC OO) al entender que el acuerdo del nuevo convenio de las trabajadoras perjudica sus salarios. Por ese motivo, la organización sindical ha llamado a sus afiliadas a parar durante esa jornada. Justo un día antes de que se firme definitivamente el citado convenio que la organización sindical rechaza.

En la provincia de Granada hay 167 escuelas infantiles dedicadas a la educación de niños de entre 0 y 3 años. De ellas, 82 son de titularidad privada y 85 son de titularidad pública pero cedidas a empresas privadas. Entre todas suman alrededor de 1.000 trabajadoras -las mujeres ocupan el 98% de los puestos- que atienden a más de 9.000 niños. Por lo que la convocatoria de huelga puede suponer un problema para miles de familias granadinas. No obstante, los servicios mínimos se preve que sean altos al considerarse que estas escuelas cumplen un cometido esencial.

El origen del conflicto parte del año 2012. Desde entonces los salarios permanecen congelados sobre los 900 euros brutos mensuales por 38 horas semanales. Una situación que, a juicio de CC OO, es inadmisible. De hecho, la opinión es compartida también por las otras secciones sindicales que integran la mesa de negociación colectiva de las escuelas infantiles: Unión General de Trabajadores (UGT), Unión Sindical Obrera (USO) y Sindicato Interinos Educación (SIE).

Sin embargo, tras dos años de negociación para elaborar un nuevo convenio colectivo y tras quince reuniones, el pasado 25 de abril se rompió el acuerdo que estaba pactado entre todos los sindicatos. CC OO, que ostenta el 40% de la representación en la mesa de negociación, decidió salirse del pacto al entender que el salario de las trabajadoras no se iba a revalorizar conforme a lo que se pretendía. Creen que es insuficiente aumentar a 930 euros brutos el sueldo mensual cuando el objetivo era mucho más ambicioso.

Mercedes González, secretaria general en Granada de CCOO en la sección de Educación, argumenta a IDEAL que la base de la huelga es esa ruptura del acuerdo, pero basada en que «la patronal se niega a hacer cualquier mejora en el convenio, en aspectos como la conciliación, y además se niega hacer una subida decente del salario». «CCOO no puede asumir un convenio que no cumple con el cuarto acuerdo y que no llega al Salario Mínimo Interprofesional (SMI)», entiende la sindicalista. El SMI se encuentra actualmente en 900 euros brutos mensuales, pero el Gobierno ya ha dejado entrever que no descarta subirlo hasta los 1.000 de cara a 2020 y es ahí donde CC OO fija su objetivo. El sindicato sostiene que si se ha roto el acuerdo es porque ellos han solicitado precisamente que ningún convenio colectivo del sector de las escuelas infantiles baje de los 1.000 euros de salario mensual a partir del año que viene.

Incumplimiento del convenio

La representante de CCOO en Granada entiende que la huelga es necesaria no solo porque el salario de las trabajadoras esté en juego sino porque en su situación laboral influyen otros factores: «Hay escuelas que no cumplen el convenio actual, no pagan la antigüedad, no se cumplen los descansos...». Pone casos concretos como lo que sucede en una escuela de Almuñécar donde «trabajan 35 horas y les descuentan de sueldo los 20 minutos diario de descanso».

Además, según Mercedes González, si la situación no ha mejorado en los últimos años con la congelación salarial es en parte porque «hay miedo a ir a una huelga o incluirse en listas de elecciones sindicales por temor a perder el trabajo». González sostiene que «no podemos permitirnos que las personas que educan a nuestros pequeños tengan estas condiciones tan precarias».

En el otro lado de la balanza del acuerdo por el convenio de las trabajadoras se sitúan UGT, USO y SIE. Los tres sindicatos, que representan el 60% de la mesa de negociación pero que individualmente son menos representativos que CC OO, creen que la ruptura del acuerdo se debe a razones que no se han expuesto durante las reuniones de trabajo. Jesús Gualix, de UGT, deja claro que el nuevo convenio se firmará la próxima semana. El 22 de mayo o el 23, si faltan flecos por cerrar. De igual modo, entiende que «CC OO se ha autoexcluido de la propuesta sindical conjunta en torno a la que estamos negociando el convenio».