Un grupo de alumnos de Secundaria está sin plaza a cinco días para que empiece el curso

Las familias afectadas se han unido para elevar una queja unánime a la administración./PEPE MARÍN
Las familias afectadas se han unido para elevar una queja unánime a la administración. / PEPE MARÍN

Las familias se movilizarán hoy ante la delegación de Educación y temen que se llegue al lunes sin tener un centro asignado para comenzar el instituto

Antonio Sánchez
ANTONIO SÁNCHEZGRANADA

Un grupo de alumnos de la capital que comenzará en este año escolar la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) está sin plaza en ningún centro cuando solo quedan cinco días para el inicio de curso. Padres y familiares de los afectados contaron ayer a IDEAL que esta situación irregular comenzó en el mes de mayo cuando se abrió el proceso de matriculación y la delegación territorial de Educación confirmó que el problema existe, pero lo circunscribió a una «cuestión técnica» que se solucionará a lo largo de los próximos días. Un compromiso del que los padres de los alumnos no se fían, al entender que se le están dando las «mismas largas» desde mayo.

Esta anomalía comenzó con el proceso de matriculación. Los familiares de los alumnos completaron la documentación necesaria para solicitar centro escolar y la entregaron en los diferentes institutos a los que deseaban acceder. Esperaron el plazo de resolución de las solicitudes y cuando acudieron a comprobar dónde habían sido admitidos se encontraron con que sus hijos estaban sin plaza. En ese instante y todavía de forma individual, los padres de los alumnos comenzaron a escribirle a la delegación territorial de Educación y también a la consejería para que les ofrecieran una respuesta. El proceso se eternizó a lo largo de los meses de junio julio y agosto y la última respuesta que se le dio a los padres, según su versión, fue que esperaran a que se realizaran los exámenes de septiembre para conocer qué vacantes quedaban en la zona afectada y, a partir de ahí, realizar los correspondientes ajustes en los lugares en los que quedaran pupitres libres.

Con esta incertidumbre se ha llegado al mes de septiembre en el que los familiares de los alumnos han tratado de encontrar a otros padres y alumnos con el mismo problema. Ellos calculan que son alrededor de 25-30 personas las afectadas, mientras que la delegación de Educación rebaja el número de incidencias a la mitad. Sean más o menos los casos la realidad es que hay un grupo de alumnos, todos ellos del barrio del Zaidín, que empezarán este año la Educación Secundaria Obligatoria y que a sólo cinco días para que se inicie el curso escolar desconocerán en que centro lo harán. Hoy están convocados los directores de la zona para mantener una reunión en la delegación de Educación y ahí se abordará la cuestión. «Los padres pueden estar tranquilos, que sus hijos serán escolarizados», expresaron ayer fuentes de Educación. Sin embargo, la desconfianza por parte de los familiares hará que estos se manifiesten esta mañana ante la sede del gobierno andaluz en la provincia. Allí exigirán una solución inmediata al delegado de Educación, Germán González, ya que entienden que el proceso es sencillo. «Consiste abrir tantas plazas como se solicitaron, inscribir a los alumnos y contratar los profesores que se necesiten», argumentaron ayer los familiares afectados.

Largo proceso

Carmen Calvo es la madre de uno de los alumnos implicados. «Empezamos a movernos en el mes de mayo, presentamos un recurso de alzada ante la delegación de Educación y no hemos tenido respuesta. A día de hoy -por ayer- no hay ningún instituto asignado e incluso personal de la delegación me ha reconocido que es probable que no se cumplan los plazos y sigamos así el lunes. Los compañeros de mi hija ya han recibido una carta para conocer las instalaciones de su instituto el próximo viernes y nosotros aún no conocemos cuál será el suyo. Lo único que pretendemos es evitar que llegue el lunes y no sepamos dónde va a estudiar nuestro hijo», argumentó Calvo ayer a IDEAL.

José Castellanos, abuelo de uno de los niños que continúan sin plaza, expresó por su parte no es normal «que a unos días de comenzar el curso no tengan centro escolar. Mi nieto está nervioso, está continuamente preguntando por el instituto en el que va a estudiar, pero nadie le dice nada. Es algo que se tendría que haber definido, sobre todo por los niños». Mariola Canón es la madre de otro alumno afectado, que terminó el pasado curso escolar en el colegio Sierra Nevada. «No es algo que hayamos dejado. Insistí durante el verano para resolver esta cuestión cuanto antes, pero Educación nos ha obligado a manifestarnos ante ellos porque estamos a unos días de que comience el curso y mi hijo no tiene plaza en ningún centro de los solicitados. Esto es una negligencia de la administración por no haber abierto las plazas necesarias y no habría que haber dado pie a estar así unos días antes de empezar el curso», expresó Canón.

Fotos

Vídeos