«Oí un grito, salí a la calle para ver qué ocurría y una bala entró en casa del vecino»

Dinero y marihuana hallados en los dos registros efectuados en un par de viviendas de la calle Marie Curie de Armilla el domingo y lunes. / OPC
Dinero y marihuana hallados en los dos registros efectuados en un par de viviendas de la calle Marie Curie de Armilla el domingo y lunes. / OPC

La Guardia Civil desmantela una red de tráfico de marihuana internacional con tres detenidos y 126 kilos de cannabis alijados en dos casas de Armilla

J. R. VILLALBA GRANADA.

A tan sólo doscientos metros del puesto de la Guardia Civil de Armilla y del cuartelillo de la Policía Local de esta localidad, había instalada una organización dedicada presuntamente al tráfico de marihuana con Polonia. Tenían dos adosados alquilados en la calle Marie Curie que los utilizaban como 'guardería' para esconder marihuana y para residir. Todo el chiringuito se les hundió el pasado domingo a las dos de la tarde. Cuando estaban manipulando un arma de fuego, se les disparó una bala que atravesó la pared de sus vecinos, quienes se encontraban viendo la tele plácidamente. Poco después, huyeron de la zona dos turismos. IDEAL informó de este suceso el pasado martes.

«Oí un grito, salí a la calle para ver qué ocurría y una bala entró en casa del vecino. Al principio no sabíamos de qué se trataba», comentó ayer a este periódico un residente en la calle Marie Curie de Armilla. La Guardia Civil se personó en la vivienda y se encontró con un albanés que estaba semiescondido en el interior. El resto huyó del lugar. Los agentes inspeccionaron el interior de esta casa, por la cual sus ocupantes pagaban 750 euros de mensualidad, y allí encontraron 73 gramos de MDMA o éxtasis, cuatro kilos de marihuana un cartucho de escopeta de calibre 12 mm. con bala, munición de calibre 9 mm, 7 teléfonos móviles, dinero de diversas nacionalidades y útiles para el envasado de la droga.

La Guardia Civil, tras esa primera inspección y toma de declaración al ciudadano albanés, decidió detener a éste y a otro individuo español que se encargó, en su día, de alquilar la casa.

Otros vecinos consultados en la misma calle Marie Curie de Armilla dijeron ayer a IDEAL que en la vivienda inspeccionada había trasiego de gente joven desde hacía uno o dos meses y alguna que otra noche se escuchó música de fiesta. «Siempre se veían coches de alta gama ir y venir», comentó este vecino consultado por este periódico.

Los agentes continuaron con sus pesquisas y al día siguiente, el pasado lunes, localizaron otra vivienda, ubicada en la misma calle Marie Curie, que esta supuesta red utilizaba de 'guardería'. Allí encontraron 122,2 kilos de marihuana, 212.250 euros -según la Guardia Civil seguramente preparados para la adquisición de más droga-, una envasadora al vacío y la furgoneta con la que presumiblemente pretendían trasladar la droga a Polonia. Fruto de las pesquisas practicadas, los investigadores supieron de la existencia de un ciudadano polaco que estaba al cargo de esta droga y del dinero hallado. También fue detenido.

La Guardia Civil averiguó que los 126 kilos de marihuana alijados en las dos viviendas de Armilla tenían como destino el país polaco y el medio para llevarlos allí era una furgoneta decomisada en esta operación, bautizada con el nombre de 'Salomea'.

Entre otros objetos encontrados por la Guardia Civil en los dos registros practicados también se encontraban un inhibidor de frecuencias, una envasadora al vacío, 2 básculas de precisión, 10 teléfonos móviles, joyas robadas, un rotativo de color azul de uso policial, pasamontañas y documentación

Cárcel para el polaco

Tras pasar a disposición judicial ayer por la mañana, el ciudadano polaco que guardaba la casa donde se encontraron los 122,2 kilos de marihuana y los 212.250 euros ha ingresado en prisión, mientras el encargado del alquiler de la vivienda y el albanés detenido el primer día han quedado en libertad con cargos.

La investigación policial sigue abierta y la Guardia Civil no descarta practicar nuevas detenciones.

No es la primera vez. Y por desgracia no será la última. Las últimas operaciones a gran escala contra el tráfico de marihuana siguen demostrando, una vez más, las conexiones de Granada con otros países extranjeros para vender esta droga. El pasado mes de octubre, en la operación Mudéjar, la Guardia Civil encontró un camión con un doble fondo que iba a transportar 141 kilos de marihuana a Centroeuropa.

Los detenidos habían alquilado una nave en el Polígono de Asegra (Peligros) pocos días antes de ser arrestados para almacenar la droga y esconder el tráiler donde iban a transportarla.

Tanto la operación Mudéjar como la del pasado domingo comparten elementos comunes: parte de los detenidos son extranjeros, alquilan siempre habitáculos ubicados cerca de salidas a la autovía, vienen a Granada a comprar y en cuestión de poco tiempo desaparecen. Siempre pagan bien y por adelantado por los alquileres.

 

Fotos

Vídeos