Granada, una de las zonas de España con mayor mortalidad por cáncer de próstata

Granada, una de las zonas de España con mayor mortalidad por cáncer de próstata

Es la conclusión a la que ha llegado un estudio liderado por el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III en colaboración con la Universidad de Granada

Á.L.

Galicia, Asturias, País Vasco y el sudoeste de Andalucía con Granada a la cabeza, son las zonas de España donde hay una mayor mortalidad por cáncer de próstata. Esa es la conclusión a la que ha llegado la investigación liderada por el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III y el Centro de Investigación Biomédica en Red Epidemiología y Salud Pública (Ciberesp) en colaboración, entre otras instituciones, con la Universidad de Granada.

Según el estudio, la mortalidad de los hombres menores de 65 años que sufren cáncer de próstata y que suponen el 6% del total de estos fallecimientos, es desigual geográficamente en España hasta el punto de que las zonas mencionadas son más propensas a ella. Un hecho que supone, para los autores del estudio, que en estos lugares debe haber factores de riesgo que acrecienten la problemática.

En lugares como Granada hay tasas bajas de hospitalización y en cambio alta mortalidad en comparación con otros lugares de España

Por el contrario, Madrid y parte de las zonas costeras del Levante español, son las que menos índice de mortalidad por este tipo de cáncer tienen. Unos números que se han obtenido del total de fallecimientos producidos entre 2010 y 2014 en nuestro país donde casi se rozaron las 30.000 defunciones lo que supone 14,5 muertes por cada 100.000 habitantes.

Entre las peculiaridades que ha detectado el estudio se encuentran que Madrid o Barcelona -zonas con baja mortalidad-, hay tasas elevadas de hospitalización y baja mortalidad, mientras que en lugares como Granada hay tasas bajas de hospitalización y en cambio alta mortalidad en comparación con otros lugares de España. Una peculiaridad que podría deberse a diferencias en el tratamiento de este cáncer según la región aunque no es algo que esté probado.