Granada ha recuperado en los últimos cuatro años un 8,6% de su 'músculo' empresarial

Las empresas relacionadas con el turismo han sido las que más han crecido./GUSTAVO MORALES
Las empresas relacionadas con el turismo han sido las que más han crecido. / GUSTAVO MORALES

La provincia es la segunda de Andalucía con más sociedades por habitante, pero la CGE asegura que aún se necesitan «más y mejores empresas»

Antonio Sánchez
ANTONIO SÁNCHEZ

La recuperación paulatina de la economía de Granada en los últimos cuatro años ha estado vinculada a un crecimiento sostenido y constante del tejido empresarial. La provincia, que vio cómo se disparaba el cierre de compañías en los peores años de la crisis económica -el periodo 2008-2014-, ha experimentado desde entonces un importante incremento del número de empresas en activo. Según la última actualización del Directorio Central de Empresas (Dirce) del Instituto Nacional de Estadística (INE), Granada cuenta con 59.115 compañías, un 8,6% más que a principios de 2014, lo que se traduce en 4.711 empresas más. En aquel momento, cuando el tejido empresarial registró su punto más bajo desde el comienzo de la crisis, la provincia contaba con 54.404 compañías.

La incorporación sostenida de nuevas empresas, que explica en buena medida la creación de empleo que se ha producido en Granada en este mismo periodo, ha permitido a la provincia recuperar parte del tejido productivo que perdió durante los seis años más duros de la recesión económica. Sin embargo, todavía queda mucho margen de mejora. Pese a que Granada ha registrado ya cuatro años consecutivos de crecimiento empresarial -que se ha moderado en el último año-, aún contabiliza 3.154 negocios menos que en 2008, con 62.269 empresas en activo.

El elevado ritmo de recuperación del tejido empresarial que ha registrado la provincia desde 2014 está muy relacionado con la intensidad con la que se destruyeron empresas en el periodo inmediatamente anterior. Granada es la segunda provincia andaluza que más ha visto crecer su número de compañías en activo en los últimos cuatro años después de Málaga y está entre las once provincias españolas en las que más se ha acentuado la creación de empresas. Pero también destaca entre los nueve primeros puestos del ranking de provincias que perdieron más tejido empresarial entre 2008 y 2014, cuando sufrió un recorte del 12,6% en el número de empresas activas. En definitiva, Granada está ahora tratando de recuperar todo el 'músculo' empresarial que se dejó durante la crisis.

En cualquier caso, es indiscutible que la situación ha mejorado de forma sustancial en los últimos cuatro años. El presidente de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), Gerardo Cuerva, apunta que Granada está fortaleciendo su 'músculo' empresarial, «un paso esencial para mantener la senda de crecimiento económico y la creación de empleo». Eso sí, Cuerva añade que los datos de constitución de sociedades mercantiles registrados en lo que va de año apuntan «a una desaceleración en la recuperación del tejido productivo granadino, un freno que llega cuando Granada todavía no ha alcanzado los niveles de empresas y empleo previos la crisis económica».

Para el presidente de la CGE la estadística ofrece datos muy positivos en cuanto a densidad empresarial -el número de empresas por cada mil habitantes-. Este indicador ha mejorado sensiblemente en los últimos cuatro años. Granada cuenta con 64,84 empresas por cada mil habitantes, frente a las 59,17 que registraba en 2014. Aunque en términos de densidad todavía no se han recuperado las cifras previas a la crisis (69,09 empresas), la incorporación de nuevas compañías ha permitido a Granada mantenerse entre las provincias andaluzas con mayor proporción de empresas. Solo Málaga, que cuenta con 75,08 sociedades por cada mil habitantes, registra una densidad empresarial más elevada. Granada supera en casi cinco puntos la media regional (60,18) y la tercera provincia del ranking andaluz, Almería, se sitúa también a bastante distancia (60,59). La buena posición de Granada no oculta en cualquier caso la distancia con el resto de España. La densidad empresarial media nacional es de 71,47 empresas por cada mil habitantes, casi siete puntos más que la granadina. La brecha se hace más grande si se compara con Barcelona (83,61) o Madrid (81,95).

Gerardo Cuerva destaca además que a lo largo de la última década «la diferencia con el conjunto nacional se ha hecho más profunda», ya que en la actualidad la densidad empresarial de Granada es 6,63 puntos inferior a la de España, mientras que en 2008 esta desigualdad era de 5,08 puntos.

Tamaño

El tamaño sigue siendo la asignatura pendiente del tejido productivo granadino. Los buenos datos de densidad empresarial están vinculados al enorme peso que tienen en la estructura económica granadina las microempresas. El 96,5% de las compañías que operan en la provincia, 57.041, tienen menos de diez trabajadores y la provincia es la región andaluza donde mayor peso específico tienen las microempresas.

Estos datos revelan que la economía granadina no solo necesita seguir recuperando empresas y elevando la tasa de compañías por habitante para converger con el resto de España, sino que debe aumentar el tamaño de su tejido empresarial, haciendo que las compañías con mayor número de asalariados ganen terreno. «Una empresa de mayor tamaño es más competitiva, tiene más facilidad para acceder a la financiación y acometer inversiones y puede afrontar con más garantías retos como la innovación o la internacionalización, que sigue siendo una de nuestras asignaturas pendientes», explica Gerardo Cuerva, que indica que la «atomización» del tejido empresarial es un «serio problema» para el crecimiento económico de Granada.

La evolución del número de empresas por estrato de asalariados da motivos para ser optimistas. En los últimos cuatro años, los mayores niveles de crecimiento del número de compañías se han producido en los segmentos de entre 10 y 200 trabajadores y Granada cuenta hoy con un 25,5% más de empresas de entre 10 y 19 trabajadores que en 2014, aunque el número de empresas sin asalariados también ha aumentado un 12,76%. «Nuestro objetivo tiene que ser sumar más empresas, pero también ganar en dimensión e impulsar las cifras de densidad», apunta el presidente de la CGE. Para ello, «es necesario que las administraciones públicas pongan todo de su parte para garantizar la mayor confianza y seguridad jurídica, dos factores que determinan la iniciativa empresarial».

El Dirce también muestra que el sector inmobiliario, el comercio, las actividades relacionadas con el turismo y los servicios profesionales son los protagonistas indiscutibles de la recuperación granadina.

 

Fotos

Vídeos