Los altos niveles de polen de ortiga y ciprés castigan a los alérgicos en Granada

La polinización de los cipreses afecta en Granada a las 13.000 personas que padecen alergia, según los datos del Laboratorio de Aerobiología de Andalucía Oriental./ A. AGUILAR
La polinización de los cipreses afecta en Granada a las 13.000 personas que padecen alergia, según los datos del Laboratorio de Aerobiología de Andalucía Oriental. / A. AGUILAR

La escasez de precipitaciones agravan la situación: entre 125 y 200 granos en suspensión por metro cúbico de aire

VANESSA SÁNCHEZGranada

La provincia de Granada presentaba ayer los niveles más altos de polen de ortiga de toda la península según los datos del Laboratorio de Aerobiología de Andalucía Oriental de la Universidad de Granada. La provincia era la única de todo el país con el nivel alto de este polen. Además, como otras provincias, también registró niveles altos de polen de ciprés. Toledo es la otra provincia en la que los alérgicos sufren estos días por los altos niveles de dos tipos de polen: el olmo y el ciprés, también.

Cuando el indicador de la cantidad de polen es alto significa que hay entre 125 y 200 granos en suspensión por metro cúbico de aire. En España cuatro especies han comenzado su polinización según la Red Española de Aerobiología. Son la ortiga, el ciprés, el olmo y los alisos. En el resto del país el mapa del nivel de polinización de ortiga es verde que indica un nivel bajo (por debajo de los 25 granos por metro cúbicos).

El invierno suave que ha vivido la provincia ha provocado que los periodos de polinización de determinadas plantas y árboles se adelanten. Agrava la situación para los alérgicos la escasez de precipitaciones que limpien del aire el polen en suspensión. Y concretamente el del ciprés en Granada es muy abundante: el paseo del Salón, el paseo de la Bomba, el Jardín Botánico, Campus Universitario de Ciencias, el Hospital Real, la Facultad de Ciencias, los Jardines del Triunfo, la Plaza de la Trinidad, la Glorieta de Arabial, la plaza Fontiveros, la plaza de los Lobos, el Parque García Lorca, la calle Montiojo Plazas y la Plaza de la Concordia son las zonas verdes que albergan el más de medio millar de cipreses municipales que hay en la capital. Pero las zonas públicas no son las únicas que lucen este espigado árbol. Muchos cármenes y casas se protegen de la vista de los curiosos con cipreses o decoran los patios y jardines privados. Los jardines del Generalife disponen de una importante cantidad de esta especie para infortunio de los más de 13.000 granadinos que sufren alergia al polen de este árbol, según los últimos datos recabados por la Unidad de Aerobiología de la UGR.

La situación puede agravarse en los próximos días ya que las previsones de lluvia son casi inexistentes, según la Agencia Española de Meteorología (Aemet). Los únicos atisbos de preciptiaciones fueron ayer por la tarde y la previsión al 50% de probabilidades del miércoles. El resto de la semana predominarán los cielos despejados y las narices obstruidas y los ojos irritados de los afectados por las alergias al polen de los cipreses y de las ortigas.

Temporada de alergia

La primavera empieza para los más de 183.000 alérgicos granadinos al polen en enero. Las primeras especies en comenzar la polinización son los cipreses, las ortigas y los olmos. En febrero, las especies alergénicas que suelen empezar la polinización son los alisos, avellanos, pinos y las gramíneas. En marzo es el turno del plátano. El segundo gran golpe para los afectados por las alegias al polen llega en abril. En este mes comienza la polinización de los abedules, robles, encinas y la que más puede afectar a los granadinos: el olivo, el segundo cultivo de secano más frecuente en la provincia.

Recomendaciones para los aquejados de alergias al polen

La Junta de Andalucía ofrece en la web de salud varios consejos a las personas que se vean afectadas por los síntomas de alergias. Recomienda por ejemplo evitar las actividades en el exterior y en especial sis suponen un esfuerzo físico con especial atención a las primeras horas del día y las últimas de la tarde. En el hogar se debe evitar barrer y en su lugar se debe utilizar la aspiradora. Recomiendan también no abrir durante demasiado tiempo las ventanas para airear la vivienda. No obstante, las más importantes son consultar al médico para conocer a qué se padece alergia y seguir el tratamiento prescrito por el doctor.