Iml Granada

IML Granada: donde los niños aprenden inglés sin darse cuenta

IML Granada: donde los niños aprenden inglés sin darse cuenta
IML Granada es un centro preparador con más de 65 años de experiencia en la enseñanza del inglés
IDEAL

Cada vez son más los padres y madres que apuestan porque sus hijos empiecen a aprender inglés antes, incluso, de iniciar su etapa escolar. La infancia es, sin duda, la mejor etapa para iniciarse en un idioma, ya que en ella el inglés se aprende de una forma natural y amena, a través de juegos y diversión.

En IML Granada, centro preparador con más de 65 años de experiencia, contamos con cursos de inglés de Cambridge Assessment English dirigidos a niños, impartidos por un equipo de profesionales con mucha experiencia, que trabajan con una metodología adecuada para captar la atención, motivación y normalización del idioma en el alumno.

Nuestra academia, a través del proyecto IML Stars, trabaja con los más pequeños con un enfoque comunicativo, adaptado a su edad y nivel de atención, empleando para ello un amplio abanico de recursos didácticos que nos permiten enseñar a nuestros alumnos la destrezas del inglés, sobre todo el Listening y el Speaking, de una forma entretenida y amena.

En IML Granada, los niños no son conscientes de que están aprendiendo vocabulario y estructuras que son contenido de sus futuros exámenes, porque todo se hace a través de la diversión: juegos, dinámicas de grupo, cuentos, canciones y actividades interactivas, gracias a lo que los pequeños adquieren el idioma de una forma totalmente natural.

Y es que en los grupos de IML Granada, el enfoque no solo está dirigido a la preparación de exámenes, sino que nos centramos en el dinamismo de las clases con un carácter comunicativo y natural y siempre lúdico, diseñado para que los pequeños disfruten, se diviertan y aprendan.

El director de IML Granada, Jonathan Baum, destaca la enorme importancia que los padres le dan a la formación en inglés a los más pequeños de la casa, un dato que se refleja en el aumento en el número de alumnos en edad escolar que se presenta a alguno de los exámenes de Young Learners. «Ellos no dejan de ser la base, o la cantera, de los alumnos que marcarán la diferencia y que llegarán a edades universitarias con un nivel muy superior que el que hace unos años nos encontrábamos en las universidades españolas».

En IML Stars trabajamos con cursos acotados por edad con grupos muy reducidos, cuyas clases son muy activas y llamativas para los alumnos, con la intención de encaminar a los más pequeños a los niveles de los títulos oficiales de Cambridge: Starters (de 6 a 7 años), Movers (de 7 a 9 años) y Flyers (de 9 a 11 años).

Gracias a nuestros profesores, los niños son capaces de entender todo lo que dice su profesora, seguir sus instrucciones y comprender y contestar preguntas. Desarrollan así una soltura en el idioma y una pronunciación que es difícil de conseguir a edades más adultas.

Con todo, Jonathan Baum señala que la palabra «bilingüismo» es una de las más denostadas hoy en día. «Sin duda, nos encontramos ante un término cuyo significado se ha ido devaluando en los últimos años. Hoy en día llamamos bilingüe a cualquier cosa, pero el verdadero bilingüismo empieza precisamente cuando los niños son pequeños, y aprenden a hablar, a leer, a escribir y a comprender el inglés de una forma natural y sencilla».

El director de IML Granada destaca que para ser realmente bilingües, «los niños deberían empezar a aprender inglés en Primaria y terminar este ciclo educativo con al menos el B1, y obtener el B2 cuando terminen Secundaria. Solo así podremos empezar a hablar del principio de una enseñanza bilingüe en España».

Gracias a los certificados de Cambridge Young Learners, los niños desarrollan las cuatro destrezas lingüísticas: Comprensión de Lectura (Reading), Expresión Escrita (Writing), Compresión auditiva (Listening) y Expresión Oral (Speaking).

Con este sistema, los niños consiguen aprender inglés paso a paso; se motivan en su aprendizaje, fijando logros durante el proceso; incrementan la confianza en sí mismos y desarrollan de manera progresiva su nivel de inglés escrito y oral.