«Granada está llamada a hacer grandes cosas»

Juanma Moreno y Paco Cuenca observan los cuadros dedicados a los alcaldes granadinos. /ALFREDO AGUILAR
Juanma Moreno y Paco Cuenca observan los cuadros dedicados a los alcaldes granadinos. / ALFREDO AGUILAR

El presidente de la Junta y el alcalde abordan el futuro de la ciudad «con cordialidad», pero sin compromiso de tiempo | La capitalidad cultural, el metro y el soterramiento del AVE marcan la primera reunión entre Moreno y Cuenca

Pablo Rodríguez
PABLO RODRÍGUEZGRANADA

Juan Manuel Moreno hizo ayer su primera visita institucional al Ayuntamiento de Granada desde que es presidente de la Junta de Andalucía. Buen conocedor de la ciudad, como se encargó de subrayar en varias ocasiones durante su paseo por el Consistorio, aprovechó la oportunidad para recordar que «lo tiene todo para hacer grandes cosas» y que está llamada a ser «importante en el sur de Europa».

El objetivo pasa por la ampliación del metro, la llegada soterrada del AVE, la lucha contra la polución y la puesta a punto de una oferta cultural de primer orden que permitan a Granada ser capital europea en 2031. Es lo que le vino a decir el alcalde de la ciudad, Francisco Cuenca, al dirigente andaluz, que recogió «con cordialidad» una lista de peticiones durante una reunión que duró casi 40 minutos después de que ambos pidieran más tiempo para hablar.

Moreno, que fue recibido por un Cuenca que no miró su reloj para comprobar el retraso en la llegada del mandatorio a la plaza del Carmen, tampoco miró el suyo para fijar compromisos de futuro. Sólo en el caso de la nueva dirección del Patronato de la Alhambra y el Generalife, uno de los temas abordados en el encuentro, precisó un impreciso «antes de que termine la semana» como fecha para conocer el nombre de la persona llamada a tomar el testigo de Reynaldo Fernández Manzano.

Entre los asuntos tratados, destacó la posición del presidente respecto a la llegada soterrada del AVE a Granada, uno de los compromisos del anterior ejecutivo con el Ayuntamiento. El regidor había recordado al mandatario la importancia de «eliminar una barrera y una cicatriz» en la Chana, su barrio. Moreno Bonilla, sin embargo, pareció eludir la cuestión recordando precisamente que se trataba de una promesa del gobierno de Susana Díaz y no del suyo. El mandatario, no obstante, no quiso cerrar la puerta al proyecto y, después de calificar como mala la situación financiera de la administración andaluza, se comprometió a estudiar el proyecto y, en caso de llevarlo a cabo, hacerlo «sin límite de tiempo».

Más preciso fue a la hora de subrayar el apoyo de Andalucía a la candidatura granadina a la capitalidad cultural europea. Moreno señaló que la ciudad cuenta con el favor «unánime» de su ejecutivo a la hora de conseguir un objetivo que ve «viable». Precisamente una de las patas del proyecto, el traslado de la Biblioteca de Andalucía al edificio del antiguo Clínico, también apareció en la reunión. El alcalde recordó el compromiso de Susana Díaz, que prometió cinco millones de euros para la nueva sede, y el mandatario andaluz aseguró que se trata de un espacio «más que posible» antes de certificar que Granada está llamada a ser «la gran biblioteca de Andalucía».

Lucha contra la polución

La batalla contra la contaminación fue otro de los temas abordados en la reunión. Cuenca trasladó a Moreno la necesidad de un plan de calidad del aire metropolitano que coordine a los municipios y el líder andaluz, que reconoció que la ciudad «tiene un problema que afecta a la salud de las personas», se comprometió a llevar a cabo un programa «pionero» en Andalucía. «Me parece razonable, sensato y oportuno hacerlo», concedió.

Sobre la ampliación del metro, que le requirió el alcalde, y la futura fundación pública que gestionará el legado Lorca apenas pasó. Sí lo hizo, sin embargo, sobre los nuevos estatutos de la Alhambra, en los que el Ayuntamiento incluyó una petición para poner al servicio de la ciudad parte de los ingresos del monumento. Moreno Bonilla aseguró que en este tema coincide con el regidor y recordó que se trataba también de uno de sus compromisos de campaña. «Todo lo que sea potenciar el entorno de la Alhambra redunda en la mejora el monumento», dijo.

Información relacionada