Granada afronta el verano con un 24% de agua más en los pantanos

Granada afronta el verano con un 24% de agua más en los pantanos
ALFREDO AGUILAR

Canales, al 100% de su capacidad, lleva casi un mes evacuando los caudales que le siguen entrando por el deshielo de Sierra Nevada

Jorge Pastor
JORGE PASTORGranada

Hace un año, con 472,5 hectómetros cúbicos almacenados, todas las alarmas estaban encendidas. La Vega de Granada se estaba regando con los pozos de emergencia. Ahora, con 585,9 hectómetros, un veinticuatro por ciento más, todas las alarmas están apagadas. La Vega de Granada se está regando con el caudal de Canales, que lleva casi un mes evacuando tras alcanzar el cien por cien de su capacidad gracias al deshielo. Dos mundos completamente distintos. Doce meses de diferencia. Una primavera gloriosa, con el mes de marzo más húmedo desde 1905, ha cambiado un escenario de sequía y la previsión de fuertes restricciones a la agricultura -en febrero se advertía de que las dotaciones se podrían reducir hasta un cincuenta por ciento respecto a una campaña normal- por otro de normalidad en los principales sistemas de abastecimiento de la provincia.

Según los informes que elabora a diario la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, ahora mismo hay tres infraestructuras por encima del noventa por ciento. Canales se halla al 100% y está liberando 0,6 hectómetros cúbicos por segundo -el río baja cargado en la medida que se va derritiendo la nieve que aún queda en las altas cumbres de Sierra Nevada-, mientras que Quéntar se encuentra al 94,5%. Estas dos presas son básicas porque abastecen a los habitantes de la capital granadina y varios municipios del Cinturón, y también 4.000 hectáreas de cultivos en la Vega. Por encima del noventa por ciento también están Portillo (95,2%) y Cubillas (97,5%).

Previsión estacional

Hará falta tirar de estos recursos. El jueves de la semana que viene empieza el verano. Después de tres meses fríos y húmedos, las temperaturas ya han comenzado a subir. El Aemet acaba de publicar sus previsiones estacionales. Teniendo en cuenta que a partir de tres días vista el margen de error de los pronósticos se dispara, conviene tomar con cautela cualquier expectativa para más de un mes. Según el Aemet, tanto los termómetros como los niveles de precipitaciones se mantendrán este periodo estival en las medias históricas de la provincia, medidas en el intervalo de tiempo comprendido entre 1981 y 2010.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos