Granada se adelantará a la DGT en la prohibición de los patinetes por las aceras

Un hombre circula con patinete eléctrico por una calle peatonal de Granada./PEPE MARIN
Un hombre circula con patinete eléctrico por una calle peatonal de Granada. / PEPE MARIN

El Ayuntamiento de la capital mantiene su idea de aprobar la ordenanza municipal de circulación este mismo mes y que entre en vigor en marzo

Diego Callejón
DIEGO CALLEJÓNGRANADA

El pasado miércoles 6 de febrero, Pere Navarro, máximo responsable de la Dirección General de Tráfico (DGT), anunció que el organismo aprobará en junio «una norma que regule el uso de los patinetes eléctricos» a nivel nacional, lo que supondría la prohibición de estos vehículos en las aceras de todas las localidades de España. Esta normativa iría en consonancia con el 'no en las aceras' que propone la DGT bajo el pretexto de que «las aceras son para el peatón y sólo podrán ir por ellas juguetes que como máximo circulen a seis kilómetros por hora». Este compromiso de la DGT casa con la idea que el Ayuntamiento de Granada expuso el pasado mes de noviembre en el borrador de la ordenanza municipal de circulación, el contemplaba la prohibición de bicicletas y patinetes por las aceras de la ciudad.

Ante este anuncio a nivel nacional, preguntamos al Ayuntamiento de Granada por cómo influye en su proyecto de ordenanza municipal el hecho de que la propia DGT haya propuesto esta misma medida, y si altera en algo los plazos estimados en noviembre de 2018. En este sentido, desde el Consistorio aseguran que «el anuncio de la DGT no modifica los plazos previstos ni el contenido de las propuestas para Granada».

De esta forma, el Ayuntamiento de Granada se reafirma en su idea de que la ordenanza municipal se apruebe este mes de febrero y que, por tanto, las bicicletas y patinetes queden prohibidos en las aceras a partir de marzo. «No podemos asegurar al cien por cien los plazos, pero la idea es seguir la misma hoja de ruta que planteamos en noviembre», afirman fuentes del Consistorio.

CONSULTA

Empoderar a las bicicletas

Aunque este 'cierre' de las aceras es la medida más llamativa de la ordenanza de movilidad que se aprobaría este mismo mes, no es la única, ya que el Ayuntamiento también pretende «empoderar a las biciletas en la calzada». Para ello, se les permitirá circular por el centro del carril derecho y también en paralelo. La única excepción se produciría en las calles con una pendiente ascendente, para evitar la aglomeración de tráfico ante la reducción de velocidad que se produce en las bicicletas en este tipo de vías.

Además, otra de las medidas que contempla la ordenanza municipal para dar fuerza a estos vehículos es permitir que las bicis de carga que utilicen los espacios de carga y descarga del Ayuntamiento de Granada, aunque previamente deberá autorizarlo el área de Movilidad.