El Gobierno constituirá en dos semanas el equipo que diseñará el proyecto del acelerador

Maqueta del proyecto del acelerador de partículas que será ubicado en el polígono industrial de la localidad de Escúzar. /IDEAL
Maqueta del proyecto del acelerador de partículas que será ubicado en el polígono industrial de la localidad de Escúzar. / IDEAL

El 3 de octubre se reunirá en Madrid la comisión que debe lograr la financiación restante y terminar de convencer a Europa para la construcción de esta infraestructura en Escúzar

ANTONIO SÁNCHEZGRANADA

El ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades constituirá el próximo miércoles 3 de octubre el equipo de que dará forma al proyecto de construcción del acelerador de partículas en la localidad granadina de Escúzar. El departamento de Pedro Duque ha convocado para dentro de dos semanas esta reunión, que estaba prevista para el mes de julio pero se postergó por el cambio de gobierno. En ella, el equipo de trabajo que se conforme tendrá por delante dos retos a corto plazo: diseñar el citado proyecto y encontrar el 25% de financiación que resta para dotar de fondos la construcción del acelerador.

Una cuestiones que se abordará en esta cita de la comisión para la implantación de Dones en España será la valoración de lo que implica para el proyecto haber logrado entrar dentro de los planes del Foro Estratégico Europeo de Infraestructuras de Investigación (Esfri, en sus siglas en inglés), algo que para Carlos Alejaldre, director técnico del proyecto del acelerador, supone que la Unión Europea considera «de una manera prioritaria y estratégica» la construcción del acelerador para «seguir siendo competitiva». Alejaldre, en declaraciones a IDEAL, expresó que actualmente nadie en la Unión Europea contempla «que no se haga» el proyecto del acelerador ya que hay diseñada «una hoja de ruta específica para la producción de energía eléctrica con procesos de fusión», algo para lo que la construcción de Escúzar es fundamental, ya que serviría para investigar y desarrollar los materiales con los que se construirán los futuros reactores de fusión.

«Ahora se deben analizar cuáles van a ser los siguientes pasos, una vez que se ha confirmado el apoyo de Esfri y concretar quiénes van a ser los socios» Carlos Alejaldre

Carlos Alejaldre detalló que los trabajos para que el acelerador sea una realidad son un «proceso continuo» en el que ahora se deben analizar «cuáles van a ser los siguientes pasos, una vez que se ha confirmado el apoyo de Esfri». Según explicó Alejaldre, «se tienen que concretar quiénes van a ser los socios que van a participar» en el proyecto de acelerador al que se podrían incorporar Estados Unidos, Rusia, China, Corea del Sur, India o Japón para ayudar a financiar el 25% restante. El presupuesto estimado de construcción de Ifmif-Dones está entre 400 y 600 millones de euros, mientras que el periodo de ejecución es de diez años y su operación de al menos veinte años. De construirse finalmente en Escúzar hay actualmente comprometido un 75% de la financiación, del que alrededor de un 50% lo asumirían las administraciones central y autonómica y el otro 25% la Unión Europea. Alejaldre recalcó la importancia de este proyecto tanto para la ciudad como el país, pero también para la UE, que lo clasificó el pasado verano de «estratégico» para los intereses de los países participantes en el proyecto con el que se pretende encontrar una energía limpia e ilimitada que permita sustituir los combustibles fósiles y cuidar del medio ambiente.

«Este reconocimiento es clave porque cada día se va fortaleciendo la postura europea frente a la propuesta de Japón» PILAR ARANDA

La construcción del acelerador de partículas se encuentra ahora en su fase preparatoria, un momento para el que se cuenta con cuatro millones de euros. La rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, señaló ayer que con este proyecto «cada día» se va fortaleciendo la postura europea frente a la de Japón. Aranda destacó que la inclusión «formal» dentro del Esfri considera el proyecto «de una manera prioritaria y estratégica» para que la UE pueda «seguir siendo competitiva» en un futuro próximo. Esta catalogación por parte de Esfri es clave para el proyecto porque este foro identifica las infraestructuras de investigación de alcance europeo que cumplen con las necesidades a largo plazo de los investigadores en todas las áreas científicas. Su misión es asegurar que los principales investigadores de la UE tengan acceso a infraestructuras de investigación de alta calidad y facilitar iniciativas que conduzcan a una mejor utilización de estas infraestructuras. La rectora de la UGR explicó que la siguiente fase es ahora el diseño de la estructura del consorcio con los gobiernos e instituciones implicadas.