Nuestra gastronomía como legado

Representantes institucionales, los galardonados y los cofrades de la nueva mesa, en el patio consistorial. /RAMÓN L. PÉREZ
Representantes institucionales, los galardonados y los cofrades de la nueva mesa, en el patio consistorial. / RAMÓN L. PÉREZ

La Federación Andaluza de Cofradías Gastronómicas disfruta de su VI Congreso en Granada

ENCARNA XIMÉNEZ DE CISNEROSGRANADA

El nombre completo de FECOAN es Federación Andaluza de Cofradías Vínicas y Gastronómicas, y han celebrado en Granada su sexto congreso, en el que se ha hablado de cosas importantes, se ha disfrutado de la ciudad y, lo pueden imaginar, han saboreado nuestra buena, buenísima cocina.

Se lo decía el alcalde, Francisco Cuenca, al presidente de la Federación, José Oneto, que hay que seguir divulgando el valor de nuestros platos –y de los establecimientos–, porque son, como también lo comentaba la teniente de alcalde y diputada de Empleo, Ana Muñoz, una de nuestras mejores tarjetas de visita. Fue Ana la encargada de clausurar la parte técnica, desarrollada en el palacio de Niñas Nobles, donde intervinieron algunos buenos amigos como la doctora Odile Fernández –compañera de micrófonos en Canal Sur Radio–, Juan Martínez Lao, profesor de la Escuela de Hostelería Hurtado de Mendoza y otros expertos en las lides, incluido el presidente de la cofradía enogastronómica Al Ándalus, Francisco Toranzo, que se convirtió en anfitrión de la jornada a la que asistieron representantes de distintas provincias andaluzas.

Emotiva fue la entrega de los nombramientos de cofrades de Honor que recayeron en el alcalde de la ciudad, Francisco Cuenca y en el director de IDEAL, Eduardo Peralta. Ambos recibieron su mandil –yo le llamo así-, la medalla y la metopa acreditativa y agradecieron el detalle. El alcalde les agradeció también que hayan elegido nuestra ciudad para este evento; mientras que mi director recordó que «llevamos mucho tiempo en el periódico volcándonos en la gastronomía, porque lo consideramos algo fundamental». Por cierto, que nuestro Anuario como les conté está ya disponible y merece la pena echarle un vistazo.

Le presentaba el presidente de la cofradía del cordero segureño de Huéscar Manuel Giménez, que estaba acompañado de su mujer Manoli Jiménez (con mi Ximénez completábamos el cupo), ambos grandes amigos, y con los que disfruté del queso de cabra artesanal que Amancio Fernández, de los Collados nos ofreció. De Huéscar también saludé a Pedro Navarro y a su hermano Javier Navarro, y estaban Soledad Gea y Mª Ángeles Robles. Fueron muchas las maravillas culinarias que disfrutamos porque todos los presentes se esmeraron en dar a conocer lo bueno que tenemos. Y de ello daba fe el presidente de la Federación de Empresas de Hostelería y Turismo, Gregorio García, con el que pude charlar junto a su mujer, Carmen García.

También se designó un embajador de la Orden en Andalucía y la distinción fue para el secretario de Infaoliva, Enrique Delgado. Un día de sorpresas según me contaba Montse Godoy a la que estuve saludando al igual que a José Miguel Magín, responsable de los fogones del hotel Saray donde, por la noche, tenía lugar la cena de clausura de los actos institucionales, y que me presentó a su mujer, Ana Isabel Martínez y su hija Irene.

Uno de los momentos más especiales fue cuando se desarrolló una 'procesión' desde Niñas Nobles al patio del ayuntamiento, donde tuvo lugar el encuentro –allí estaba también la concejala Raquel Ruz–, con las llamativas vestimentas de los cofrades y abriendo calle la tuna de Medicina. Tenían que haber visto –igual estaban allí– las caras de sorpresas de las muchas personas que paseaban por el centro de la ciudad. Una bonita puesta en escena en la que participaron miembros de la directiva de la Federación, caso de los vicepresidentes Rosa Velasco, de la cofradía 'Amigos del Olivo' de Baena; Miguel del Pino, de la cofradía del Salmorejo Cordobés; o el secretario general, Juan Infante, que es el máximo responsable de la cofradía en Sierra Sur 'El Dornillo', de Jaén.

Estuve charlando con Rafael Jiménez, al que conozco de su etapa en la ONCE y con otros asistentes a un mediodía muy especial en el que Granada se llevó bonitos piropos. Luego, por la noche, se entregaron distinciones, entre ellas, como mejor empresa agroalimentaria a la Cabaña de Oveja Lojeña José A. Moreno García, de Loja. Hoy, algunos de los asistentes aún podrán probar nuestras excelencias y, seguro se van a llevar un gran recuerdo de Granada.