Las gasolineras de Granada cambian hoy las etiquetas de sus combustibles, ¿cómo te afecta al repostar?

Una trabajadora realiza un repostado de gasolina en una estación de servicio./EFE
Una trabajadora realiza un repostado de gasolina en una estación de servicio. / EFE

La nueva normativa exige una denominación común para los diferentes tipos de diésel, gasolina y gases en los 28 países de la Unión Europea

DIEGO CALLEJÓNGRANADA

Con la llegada del puente del Pilar, las gasolineras de la provincia de Granada se preparan para asumir una gran cantidad de clientes. Por si no fuera suficiente ajetreo, este movimiento se ha unido a una modificación que las estaciones deben ejecutar precisamente hoy: la implantación del nuevo etiquetado europeo de compatibilidad entre carburantes y vehículos, exigido por la Unión Europea. Visitando las diferentes gasolineras de la provincia durante esta semana, hemos observado cómo numerosas estaciones de servicio -sobre todo las pertenecientes a las principales marcas petrolíferas- se han adelantado a este cambio, incorporando el nuevo etiquetado con varios días de antelación. En las pequeñas gasolineras de particulares -generalmente estaciones 'low-cost'-, este etiquetado no estaba presente todavía a fecha del miércoles, por lo que deberán acometer el cambio durante el puente.

Hablando con trabajadores de unas y otras gasolineras, descubrimos que existe cierto desconocimiento sobre lo que supone realmente este cambio. Los responsables de algunas estaciones particulares afirman que «no tienen preparadas todavía las etiquetas», que «las tienen encargadas pero no llegan» o que ni siquiera «están al tanto de lo que deben hacer». Lo cierto es que el cambio, «no va a suponer ninguna diferencia para el cliente», según afirman los responsables de las principales firmas petrolíferas, ya que «apenas se nota» y, según confirman, «la mayoría de clientes no ha reparado en ello todavía, aunque hace unas semanas que pusimos las nuevas pegatinas». Estas pegatinas están colocadas en la esquina de cada uno de los surtidores y en el boquerel que se usa para el repostaje.

Y es que, aunque se ha creado cierta 'psicosis' en las redes sociales entre algunos consumidores desinformados, la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP) insiste en que «el nuevo etiquetado informativo para los carburantes no sustituye a la información que se da en la actualidad en las estaciones de servicio». Esto quiere decir que los tipos de gasóil, gasolina y gases no van a sustituir por completo su denominación tradicional, sino a ampliarla, incluyendo una pequeña pegatina que va a matizar la información, con el fin de que ésta sea común en todos los países de la Unión Europea.

¿Por qué se produce este cambio?

Tal y como anticiparon la AOP y medios de comunicación como IDEAL el pasado mes de julio, este 12 de octubre entra en vigor la nueva normativa europea sobre etiquetado para carburantes y vehículos, exigida por la Directiva 2014/94/UE, la cual tiene como objetivo mejorar la información de los consumidores debido a la gran variedad de combustibles existentes.

Esta medida, que entra mañana en vigor en los 28 países de la Unión Europea, especifica las 13 etiquetas distintas para cada tipo de combustible: desde los derivados del petróleo (gasolina, diésel y gas licuado del petróleo), hasta los biocombustibles, pasando por el gas natural, el hidrógeno y sus mezclas.

De acuerdo con la AOP, el objetivo de esta modificación es que «todos los usuarios de la Unión Europea tengan la misma información a la hora de repostar en cualquier país». De esta forma, hasta ahora, si se repostaba 'gasolina de 95' en España, no se obtenía el mismo producto que en Francia, ya que la cantidad de etanol que se añade a uno y otro combustible varía, aunque la denominación pudiera coincidir. Con el nuevo etiquetado, cualquier usuario que reposte en España y Francia recibirá la misma información al fijarse en la pegatina complementaria, sabiendo exactamente la cantidad exacta de etanol u otros componentes que contiene el carburante elegido.

¿Cómo pasan a llamarse ahora los combustibles?

1.

Gasolinas

A partir de mañana, las gasolinas aparecerán rodeadas por un círculo. Cuando acudan a la gasolinera, los consumidores encontrarán tres tipos diferentes: E5, E10 y E85.

2.

Tipos de diésel

Los diésel o gasóleos se diferenciarán gracias a su etiqueta cuadrada, incluyendo el tipo de combustible en su interior (B7 y B10). El diésel sintético se llama XTL.

3.

Los gases

Los gases utilizarán una etiqueta con forma de rombo. Dentro de ella se mostrarán los diferentes tipos, con sus siglas en inglés: Hidrógeno (H2), Gas Natural Comprimido (CNG), Gas Licuado del Petróleo (LPG) y Gas Natural Licuado (LNG).

¿En qué deberán fijarse los consumidores?

1.

Las formas

- Los cuadrados hacen referencia a los tipos de gasoil.

- Los círculos se refieren a los tipos de gasolina.

- Los rombos van referidos a los tipos de gases de los que dispone la gasolinera.

2.

Las siglas

- Diésel. Encontraremos B7 (7% de biodiesel), B10 (10% de biodiesel) y XTL (diésel parafínico).

- Gasolina. Tendremos E5 (5% de etanol), E10 (10% de etanol) o E85 (85% de etanol).

3.

Los componentes

- Los gases añadidos serán H2 (hidrógeno), CNG (Gas Natural Comprimido), LNG (Gas Natural Licuado) y LPG (Gas Licuado de Petróleo).

Fotos

Vídeos