La gasolinera atracada en Granada capital ha sufrido cuatro asaltos en dos años

Gasolinera atracada en el centro comercial Granaita./PEPE MARÍN
Gasolinera atracada en el centro comercial Granaita. / PEPE MARÍN

Los dos asaltantes sufrieron una caída en la moto en la que huyeron, aunque se dieron a la fuga sin mayores problemas

JOSÉ R. VILLALBAGRANADA

Otra vez más. La gasolinera BP del Parque Comercial Granaita -antiguo Kinépolis- sufrió un nuevo atraco y ya van cuatro desde el pasado año 2017 hasta la fecha. Dos individuos con el rostro tapado irrumpieron sobre las 10 de la mañana en la estación de servicio. Iban armados con un cuchillo que utilizaron para amenazar al único empleado del surtidor, quien se vio sorprendido por los dos delincuentes.

El robo con violencia no duró más de un minuto. No hubo heridos. Los dos atracadores disponían de una moto en el exterior de la estación de servicio y, cuando arrancaron para huir del lugar, sufrieron una aparatosa caída, se levantaron y pusieron rumbo a la fuga.

48%
Es el porcentaje de las alarmas que saltan y que son de gasolineras, según un estudio de 2017.
270
La provincia dispone de 270 surtidores de combustible, la mayoría están en el Cinturón.

La Guardia Civil de Maracena se personó en la estación de servicio en cuestión de pocos minutos. Estuvieron 'peinando' todo el entorno y pasaron el aviso tanto a Policía Nacional como Policía Local para que estuvieran alerta, aunque finalmente los delincuentes no han resultado detenidos.

El empleado de la gasolinera lo pasó realmente mal durante este atraco, pese a no querer efectuar declaraciones a este periódico sí era visible su estado de nerviosismo. Esa ansiedad hizo que a la hora de emitir los primeros datos sobre el atraco al resto de cuerpos policiales no se facilitaran datos de la matrícula de la moto ni otras características más para ayudar a detener a estos individuos. Todo ello se hizo finalmente, cuando los investigadores de la Guardia Civil pudieron visualizar los vídeos de la cámara de seguridad de la gasolinera.

Aviso a otros negocios

Las estaciones de servicio más cercanas a este surtidor recibieron el pertinente aviso de que tuvieran cuidado o estuvieran alerta porque dos individuos habían atracado una gasolinera. Estos avisos se efectúan porque no es la primera vez que el atracador o atracadores prueban suerte en otra gasolinera cercana tras comprobar que el botín obtenido no ha resultado demasiado cuantioso. Esta gasolinera BP ha sufrido ya, al menos, cuatro atracos desde el pasado 2017. La Guardia Civil siempre ha detenido a los atracadores que han robado en este surtidor de combustible.

¿Por qué las gasolineras? Dinero fácil, están abiertas casi todo el día y son accesibles a carreteras por donde huir rápidamente. Un estudio presentado en 2017 por Techno Security viene a concluir que el 48% de las alarmas que saltan en su central son de gasolineras. «Las estaciones de servicio son más vulnerables, -según este estudio- debido a los amplios horarios que manejan, la disponibilidad de dinero en efectivo o la ubicación de muchas estaciones en el extrarradio de las ciudades». Es el caso de casi todos los atracos registrados en Granada a gasolineras en los últimos años. La provincia granadina dispone de unas 270 gasolineras y la mayoría se encuentran diseminadas por el Cinturón metropolitano.

Además, la gasolinera atracada tiene una fácil salida para los atracadores: se encuentra junto a la autovía, también permite la huida hacia Almanjáyar de forma rápida o hacia la carretera de Alfacar.

Los robos a gasolineras no suelen ser obra de bandas itinerantes por lo general. Más bien, son delincuentes de la zona especializados en este tipo de asaltos y, en otras ocasiones, coincide que son reclusos que han quedado en libertad o se encuentran de permiso e incluso fugados. La razón de que los cacos repitan los atracos en las mismas estaciones de servicio no está clara pero, muchas veces, coincide con la proximidad al escondite del ladrón o su conocimiento sobre cómo funciona la gasolinera asaltada.