Ganaderos de Granada muestran su oposición al informe de la ONU que pide la reducción del consumo de carne

Ganaderos de Granada muestran su oposición al informe de la ONU que pide la reducción del consumo de carne

La UPA cree que el documento es «desproporcionado» y «alarmante» aunque matizan que debería estar enfocado en el desarrollo de la actividad y teniendo en cuenta las particularidades de cada territorio

Á. M.GRANADA

El pasado jueves la ONU, en concreto el Panel Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático de Naciones Unidas, publicó un documento en el que pedían la reducción del consumo de carne como solución para frenar el cambio climático. Asimismo, se fomentaba una alimentación a base de plantas con el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que, dicen, produce el ganado.

Una solicitud que no ha sido bien recibida por la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), que consideran el informe como «desproporcionado» ya que, opinan, los ganaderos locales no pueden competir con las grandes industrias por lo que el informe debería ser más específico para cada caso.

«Nuestra posición es totalmente contraria entre otras cosas porque el informe tendría que analizar realmente lo que son los modelos de producción ganadera que tenemos en España, el informe está más indicado para lo que son grandes explotaciones ganaderas. Además, el modelo granadino es de explotación familiar, los animales están en extensivo por esto digamos que para nada afecta al cambio climático», es la opinión que ha trasladado Nicolás Chica, secretario general de UPA, a IDEAL.

A modo de ejemplo, Chica ha incidido en los beneficios que aporta el pastoreo de los ganaderos locales. «Si en la zona de Orce no hubiera ganado limpiando los montes al pastar, seguramente habría más incendios, por no hablar de la ayuda económica que suponen estas actividades en las zonas más rurales», explica. El secretario de UPA defiende también que la petición de la ONU debería haberse hecho con un estudio previo y unos análisis específicos de las explotaciones ganaderas que hay en España y en Granada.

«Alarmante»

Por estas cuestiones UPA, rechaza el mensaje lanzado por estos expertos en cambio climático y consideran que ha sido una información «alarmante». Chica matiza que su mensaje debería estar enfocado al desarrollo de la actividad ganadera y teniendo en cuenta las particularidades que puedan existir.

«Para mantener una estabilidad climática hay que saber muy bien cómo hay que decir ese mensaje y como hay que trasladarlo», apostilla. Según ha explicado el secretario provincial, UPA realiza un estudio cada 10 días para hacer el seguimiento de las explotaciones familiares que resisten en la provincia y los datos no resultan favorables. «Cada 8 o 10 días desaparece una cabaña ganadera de un municipio», detalla.

Por tanto, los ganaderos locales «no consiguen rentabilizar su producción».

Esta situación, conforme ha expuesto el secretario de UPA, lleva a estos granjeros a abandonar el oficio favoreciendo la aparición de nuevas grandes explotaciones que surten a los supermercados. «Tú me pides género y yo no tengo porque mi producción natural no asegura tener siempre carne para vender, por esto, no me vuelves a pedir y recurres a la cría intensiva de ganado para satisfacer al cliente». Es el resumen que hace Chica del 'bucle' de consumo y contaminación medioambiental al que hace referencia la ONU.