Las Gabias, sorprendida por la tormenta