La Fiscalía pide 9 años de ingreso psiquiátrico para el acusado de dejar en coma a su tío en Vélez de Benaudalla

La sala segunda, en un juicio anterior/RAMÓN L. PÉREZ
La sala segunda, en un juicio anterior / RAMÓN L. PÉREZ

«Lo hice pero no me acuerdo, no era yo», ha repetido el acusado ante el tribunal, al tiempo que ha asegurado que no quiso matar a su tío

R. I. /EFEGRANADA

La Fiscalía ha pedido este viernes el internamiento durante nueve años para tratamiento psiquiátrico del joven acusado de intentar matar a su tío, al que golpeó con un palo y una piedra hasta dejarlo en coma, unos hechos ocurridos en abril del año pasado en la localidad de Vélez de Benaullada.

Con esta petición definitiva del Ministerio Fiscal, que ha tenido lugar durante el juicio que ha acogido la Sección Segunda de la Audiencia de Granada, ha quedado modificada la última solicitud planteada de forma provisional por la acusación pública contra Francisco Javier M.P., de 21 años.

El Ministerio Fiscal llegó a pedir contra el joven 23 años de prisión por un delito de asesinato en grado de tentativa, con las circunstancias agravantes de parentesco y discriminación por la orientación sexual, debido a que la víctima es homosexual.

Finalmente, la Fiscalía ha vuelvo a solicitar la absolución del acusado por la eximente completa derivada de un brote psicótico agudo por consumo de estupefacientes y que sea internado durante nueve años para su tratamiento psiquiátrico por un delito de tentativa de homicidio, petición que coincide con otra planteada con anterioridad por el propio Ministerio Público.

«Lo hice pero no me acuerdo, no era yo», ha repetido Francisco Javier ante el tribunal, al tiempo que ha asegurado que no quiso matar a su tío, que se llevaba bien con él y con su familia, y que les llevaba comida.

El acusado, que ha dicho que está arrepentido y que quiere mucho a su tío -actualmente en recuperación-, ha asegurado además que sabía que la víctima era gay y que no tenía «ningún problema» con él por su orientación sexual.

También ha relatado que era consumidor de drogas y ha justificado su actuación, que no recuerda, con el hecho de haber sufrido ese día «un brote».

Los hechos se remontan a las 23.15 horas del pasado 2 de abril cuando el acusado inició una fuerte discusión con su tío, de 37 años, en un domicilio de Vélez de Benaudalla.

El acusado comenzó a golpearle con un palo por todo el cuerpo, la víctima huyó de la vivienda, pero el procesado volvió a alcanzarlo en la calle, donde le propinó golpes en la cabeza con una piedra hasta que el tío paterno se quedó tumbado sobre un charco de sangre, gravemente herido.

Como consecuencia de los golpes, la víctima sufrió heridas muy graves a nivel neurológico que pusieron en riesgo su vida y le dejaron en coma, con contusiones y hemorragias cerebrales, fractura de huesos de la nariz y la boca, pérdida de dientes, traumatismo torácico y fracturas costales.

Según la Fiscalía, el investigado presenta un cuadro compatible con un trastorno mental por consumo de múltiples drogas como cannabis, cocaína, anfetaminas y alcohol, lo que pudo provocar un cuadro psicótico agudo en el momento de los hechos.