La firma del convenio del metro de Granada evita la huelga prevista para el Corpus

La firma del convenio del metro de Granada evita la huelga prevista para el Corpus
A. AGUILAR

Este primer convenio colectivo conlleva «mejoras considerables en jornada, distribución de la misma, incrementos salariales y mantenimiento del empleo, incluyendo una cláusula de subrogación que garantice los puestos de trabajo de la plantilla»

R.I.

Un año de negociaciones que finalmente han llegado a buen puerto y han evitado, además, una huelga en pleno Corpus. Los trabajadores del metro de Granada contarán desde el próximo 1 de enero con su primer convenio colectivo, tras la firma de un acuerdo este martes con los responsables de la Unión Temporal de Empresas Avanza, encargada de la gestión de este medio de transporte público.

Tal y como ha iformado, CCOO con la firma de este convenio se evita una huelga que los trabajadores habían previsto para el Corpus, cuando la ciudad de Granada celebra su Feria.

El convenio colectivo conlleva «mejoras considerables en jornada, distribución de la misma, incrementos salariales y mantenimiento del empleo, incluyendo una cláusula de subrogación que garantice los puestos de trabajo de la plantilla, aunque haya cambio de la empresa adjudicataria del servicio».

CCOO ha explicado que «las explotaciones ferroviarias metropolitanas dependientes de la Junta de Andalucía parten de una situación laboral bastante precaria», como ocurrió, ha agregado, en Sevilla o Málaga.

¿Qué refleja el convenio?

El texto acordado para el metro, que da cobertura a la capital granadina y parte de su área metropolitana, entre empresa y trabajadores «mejora notablemente las condiciones laborales de la plantilla del metropolitano de Granada y supone un punto de inflexión para materializar mayores logros en sucesivas negociaciones».

Como pilar fundamental, se establece, «al objeto de contribuir y garantizar el principio de estabilidad en el empleo, un artículo que regula la subrogación del personal entre las empresas o entidades, tanto privadas como públicas, que se sucedan en la explotación del servicio de transporte suburbano de Granada».

En cuanto a los incrementos salariales, desde el inicio de la vigencia del convenio, el uno de enero de 2019, se aplica una subida con carácter lineal que supone, para algunos colectivos, más del cuatro por ciento de incremento, y, al inicio de los años 2020 y 2021, se aplicará una revisión salarial correspondiente al valor real del IPC de los años anteriores.

La distribución de la jornada del personal de conducción, con hasta tres interrupciones dentro de la misma que no contabilizaban como trabajo efectivo, suponía que, de facto, los trabajadores «estaban a disposición de la empresa bastantes más horas anuales que las estipuladas, con el consiguiente problema que supone para la conciliación de la vida personal y laboral».

Estas interrupciones, a partir de la firma del convenio, se regulan, estableciendo unas limitaciones para el número de las mismas y contabilizando parte de ellas como trabajo efectivo. Además, en el último año de vigencia del convenio, 2021, se habrá reducido la jornada anual en 16 horas.