Un fallo en el sistema deja a los granadinos todo un día sin poder sacar medicamentos con receta electrónica

Un fallo en el sistema deja a los granadinos todo un día sin poder sacar medicamentos con receta electrónica

El problema provocó una caída masiva en las farmacias que duró hasta primera hora de ayer, cuando ya sí se podía acceder al programa

Sarai Bausán García
SARAI BAUSÁN GARCÍAGranada

Carmen necesitaba este pasado lunes con urgencia los fármacos que su médico le había cargado en su tarjeta sanitaria, así que su marido se acercó a la farmacia más cercana para comprárselos. Pero al llegar le dijeron que eso no era posible: había un fallo en el sistema que imposibilitaba que se pudiese sacar medicamentos con receta electrónica. «Al final, después de mucho insistir, se lo dieron, pero imagínate si no llegan a acceder, que no son unos medicamentos al uso, sino que mi madre está con la quimio y necesita esos medicamentos», contó a este periódico su hija Laura.

Este problema no solo afectó a esta familia granadina, sino que miles de personas de toda la provincia de Granada, así como de otros territorios de Andalucía como Jaén, Almería o Málaga, no pudieron sacar sus medicinas durante toda la jornada de este lunes a no ser que las llevasen impresa. Tal y como explicó el secretario del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Granada, Jesús Brandi, fue un problema informático del que les avisaron desde Sevilla el que provocó que el sistema empezase a ralentizarse durante la mañana del lunes hasta, más tarde, provocar una caída completa del sistema. Una vez que empezaron estos problemas, se estableció una caída masiva del sistema que imposibilitaba que se pudiera hacer uso en cualquier farmacia de Granada y de gran parte de Andalucía del programa de recetas a través de la tarjeta sanitaria.

Pero según indicó el secretario, esto fue «una lata para usuarios y farmacéuticos» pero no frenó la actividad en las farmacias debido a que se podía seguir dando medicamentos mediante las recetas en papel. «Cuando se producen esta caídas masivas, se establece que podamos dispensar los medicamentos en papel. El problema es que los clientes tienen que tener un código de prescripción para que les podamos dar las medicinas y algunos médicos, por ahorrarse papel o por cualquier otro motivo, no se lo dan al paciente, entonces es cuando viene el problema en este tipo de situaciones», explicó el profesional.

«Los peor parados han sido los farmacéuticos que estaban de guardia, porque imagínate que vas a Urgencias, te mandan un medicamento y no te dan la receta en papel. Ni el usuario puede tener su medicina ni el farmacéutico dársela, y es una auténtica jugarreta para ambos», dicen desde una de las farmacias del centro de la capital, donde aseguran que, aproximadamente, desde las 11 de la mañana del lunes hasta las 9.00 horas de ayer no han podido acceder al sistema informático de recetas electrónicas. «El lunes no pudimos usarlo en todo el día. Ayer sí, pero parecía que iba lento aún», afirmó el empleado de otro de estos establecimientos.

Cuando fueron conocedores del problema, desde el Colegio de Farmacéuticos de Granada dieron la voz de alarma a todos los compañeros para que utilizaran el método manual, es decir, en papel. «Tenemos un sistema que si se cae podemos seguir trabajando, pero necesitamos ese código de prescripción que te da el médico cuando te receta un medicamento, pero sin él no podemos hacer nada porque es imprescindible», indicó el secretario de la institución. El servicio ya se restableció ayer y funcionaba con normalidad. «Esperemos que no se vuelva a caer», rezaba ayer una usuaria mientras comentaba con su farmacéutica lo ocurrido durante la jornada.