El PP denuncia la anulación de 21 contratos municipales que superan el millón de euros

El contrato de Fitur, uno de los que se ha puesto en cuestión/ALFREDO AGUILAR
El contrato de Fitur, uno de los que se ha puesto en cuestión / ALFREDO AGUILAR

Juan Antonio Fuentes afirma que la Junta de Gobierno Local dio luz verde a iniciar el expediente para declarar la nulidad de una veintena de contratos que, en muchos casos, carecían de informe de intervención o habían sido informados negativamente por la Dirección General de Contratación

R. I.

El portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento de Granada, Juan Antonio Fuentes, ha interpelado al alcalde socialista Francisco Cuenca sobre el inicio de expedientes para declarar la nulidad de una veintena de contratos, aprobado por la Junta de Gobierno Local, y cuyo importe ascendería a más de un millón de euros, que tendrían que soportar las arcas municipales. Tal y como ha relatado, se trata de contrataciones realizadas desde 2017 y en muchos casos carecen de informes de la Intervención Municipal o cuentan con informes negativos de la Dirección General de Contratación.

El portavoz ha apuntado que tal vez las prisas, unidas a la falta de previsión y organización que caracteriza al gobierno socialista, hayan desembocado en posibles irregularidades en la contratación. Un hecho por el que el PP pide explicaciones al todavía primer edil, apuntando que podría haber incurrido en presuntos delitos de prevaricación y fraude en la contratación, por «posibles fraccionamientos de los contratos» o «ausencia» de los mismos. Es decir, «se encargaban los trabajos y luego la empresa, sin contrato alguno, enviaba la factura al Ayuntamiento».

Entre ellos Fuentes ha relacionado cuatro ejemplos aprobados en la Junta de Gobierno del pasado 26 de abril como «la contratación de 50 títulos proyectados en el Festival de Cine clásico por 12.523,50€. Llega la factura de la empresa y no hay ningún tipo de contrato». En esta misma línea se ha referido a «los servicios de estancia en Fitur, por importe de 13.717,42€», sin existir, según dijo, procedimiento de contratación. «Pero más gordo son las luces de navidad, por importe de 58.080 euros y tampoco existe contrato». El portavoz ha citado además el caso de «los servicios de mantenimiento de sistemas de información para la gestión deportiva». «Aquí hay dos facturas, una de 8.237€ y otra 10.500€». Tal y como afirmó, en este caso sí existía contrato pero a su fin, «la empresa sigue prestando los servicios y sigue facturando sin existir procedimiento de contratación ni prorroga».

Fuentes ha relatado que, en algunos casos, los expedientes de declaración de nulidad iniciados se enviaron al Consejo Consultivo y dicho órgano, señala en un informe el «posible fraccionamiento en los contratos, tipificado en el código penal, ausencia de contratos, servicios excedidos en la duración del contrato» o «que en algunos casos no se ha realizado anuncio de licitación de expediente cuando resulta acreditado que en la documentación se omitió la Intervención del Ayuntamiento». Asimismo, Fuentes también ha pedido explicaciones sobre las «posibles irregularidades» a las que se refiere en dicho documento el Consultivo, al haber adjudicado servicios a empresas «que no presentan la mejor oferta, sino peor y más cara».

Baldomero Oliver (PSOE) defiende la transparencia en la gestión y pide al PP «un mínimo conocimiento de la ley»

El teniente de alcalde delegado de Economía, Baldomero Oliver, ofreció posteriormente las explicaciones que solicitó Fuentes y señaló que no le extrañan las declaraciones del PP respecto a la contratación pública «porque no se enteraban de las contrataciones con la anterior ley de contratos, con lo cual, con la nueva entiendo que ni se la hayan estudiado». Oliver pidió «un mínimo de seriedad y un mínimo de conocimiento de la legislación».

Según el edil, la implementación de la actual ley «ha llevado a un reducción de casi el 50% de las contrataciones no competitivas que se hacían en este Ayuntamiento. Hemos reducido por tanto los contratos menores que eran el día a día de la gestión municipal anterior –del PP– y que iban en contra de cualquier transparecencia».

Oliver apuntó además que también le ha tocado al actual equipo de gobierno «dar cumplimiento a un tirón de orejas que le dio a este Ayuntamiento la Cámara de Cuentas respecto a los reconomientos extrajudiciales de crédito, en lo que hubo que hacer una modificación del procedimiento y en lugar de gestionarlos como se hacían anteriormente, con un econocimiento extrajudicial de crédito, que algunas veces ni pasaba por el pleno;ahora lo hacemos a través de un expediente de anulación de contrato que va al Consejo Consultivo, que tiene el informe previo obviamente de todos los expedientes, incluido de Intevención».

De este modo, asegura Oliver, «hemos ganado en transparencia, en fiscalización de la contratación pública y hemos ganado evidentemente, en que este Ayuntamiento y la ciudadanía conozcan en que se gastan sus dineros, los dineros que los granadinos y granadinas ponen en este Ayuntamiento». El responsable de Economía indicó ademas que «si aún así, alguien tiene dudas, que vaya a los tribunales, que presente la correspondiente denuncia y allí nos veremos, ya que desde las explicaciones que tienen a su disposición no les vale en plena campaña electoral, pues no hay ningún problema en vernos en los tribunales, donde tendremos que explicarle qué es un contrato público, cómo no se hacen las cosas en función de los antecedentes que tenemos y donde tendremos que explicar que desde hace tres años en este Ayuntamiento se aplica la ley de contratos del sector público con total y absoluta rigidez».

Para Oliver, las declaraciones de Fueentes «son fuegos de artificio en plena campaña electoral de un PP fuera de tono, desesperado y noqueado ante una situación que para ellos es nueva». El edil recalcó que el hecho de acudir al Consultivo deja bien claro que su intención no es ocultar nada, sino todo lo contrario.