Un estudiante de la UGR desarrolla un proyecto para monitorizar a ancianos y a niños con autismo