La estricta aplicación de la normativa retira medio centenar de terrazas de las plazas

Operarios de Inagra retiran las mesas de una terraza del Centro en la primavera pasada. /Ramón L. Pérez
Operarios de Inagra retiran las mesas de una terraza del Centro en la primavera pasada. / Ramón L. Pérez

La concesión del permiso de ocupación de vía pública se ha combinado con planes de seguridad , la accesibilidad y la protección del patrimonio

Vanessa Sánchez
VANESSA SÁNCHEZGranada

La regulación de las terrazas de Granada, una cuestión más que polémica, ha sido resuelta por consenso y con base en una serie de criterios que buscan el equilibrio de intereses entre hosteleros y peatones. También ha contado con el respaldo de la Federación de Hostelería y de todos los grupos políticos municipales, resume la concejala Raquel Ruz.

Añade la edil que esta reordenación, «ya que no se trata de una nueva normativa». Se basa en la aplicación estricta de las normas existentes combinadas con tres nuevos criterios, que suponen «una novedad». A saber, que cumplan con los planes de seguridad de todos los servicios de emergencias sanitarios y de los Bomberos, que sean accesibles y que cuiden del patrimonio. De hecho, los planes presentados a la comisión de Terrazas municipal, celebrada ayer, han sido visados e informados por los técnicos de estas especialidades, Protección Civil, Bomberos y la Agencia Albaicín.

El resultado es que medio centenar de terrazas se quedan sin hueco en las plazas y calles de la ciudad de Granada. Según las cifras proporcionadas por la edil Raquel Ruz, «hay 971 solicitudes de terrazas y se han aprobado 920».

Raquel Ruz explica que se trata de la aplicación estricta de la normativa, no se cambia nada. Pero sí es cierto que se puede aplicar la norma de forma laxa o estricta. «Y lo vamos a hacer -avanza- de forma estricta para intentar equilibrar el uso de la vía pública con las terrazas».

«La gran novedad -añade- es que «considera cuestiones muy importantes, como cumplir con toda la normativa de accesibilidad y con la seguridad. Todos estos planes que hemos presentado hoy -por ayer- están visados e informados por el equipo de Protección Civil y de los Bomberos para tener en cuenta que puedan entrar vehículos de emergencias, ambulancias, las escalas de los Bomberos, etcétera. Todas estas cuestiones, a partir de ahora, las vamos a tener en cuenta siempre desde la dirección de Ocupación de Vía Pública del Ayuntamiento para que no solamente se cumpla estrictamente con la normativa de ocupación, sino también con las normas de accesibilidad y los planes de emergencia». Con todos estos parámetros se reordenan las plazas. Es parecido a lo que ya se venía haciendo pero, por ejemplo, en Plaza Nueva, que es la que más cambios sufre, se ha retranqueado cinco metros desde la línea de fachada toda la terraza para que quepan las escalas. Y también, estas terrazas tenían doce metros de fondo y se han limitado a diez.

También se han reordenado las terrazas de la Plaza de la Romanilla. Por ejemplo, se han reducido los veladores formados por mesas altas y banquetas de la calle Capuchinas, junto al pie de la torre de la Catedral. Todas desaparecen y las terrazas con sus mesas se concentrarán debajo de sus respectivos toldos.

Por el lado del Centro Lorca se reduce también el espacio. Pescadería se limita al espacio que hay dentro de las marquesinas ya instaladas por el Ayuntamiento, «con lo que todo lo que se disponía fuera de ellas queda eliminado», concluye.

 

Fotos

Vídeos