Dos enfermedades raras y un amor poco frecuente