Un discurso modelo de mano de Sofía del Prado

Hay que tener los valores presentes en un mundo donde la belleza lo parece ser todo