Detienen a cuatro chicos magrebíes por presunto odio racista hacia compañeros negros

Un coche de Policía entra en el Ángel Ganivet. :/ALFREDO AGUILAR
Un coche de Policía entra en el Ángel Ganivet. : / ALFREDO AGUILAR

Los supuestos agresores y las víctimas convivían en un centro de protección de menores de la capital granadina

Carlos Morán
CARLOS MORÁN

Cuatro chicos de origen magrebí fueron detenidos ayer jueves por, presuntamente, haber agredido a varios adolescentes negros con los que convivían en el Centro de Protección de Menores Ángel Ganivet, un establecimiento público ubicado en la capital y en el que se han producido numerosos incidentes en los últimos meses.

Los supuestos atacantes están siendo investigados por la presunta comisión de un delito de odio, que castiga a quienes fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente la hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo o una persona por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, etc., según informaron a este periódico fuentes conocedoras del caso.

Ya el pasado mes de julio, un menor marroquí fue encerrado cautelarmente también por haber cometido un presunto delito de odio contra un residente negro del Ángel Ganivet.

Unos y otros son 'niños patera' y se habían jugado la vida en el Estrecho

Al parecer, en esta nueva agresión a muchachos subsaharianos participaron ocho chavales procedentes del norte de África, si bien cuatro de ellos se habrían dado a la fuga antes de que llegasen al Ángel Ganivet las patrullas de las fuerzas de seguridad, aunque IDEAL no pudo confirmar este extremo.

El suceso se produjo al anochecer, cuando los menores magrebíes regresaron al centro de protección y fueron a por varios niños negros con los que compartían alojamiento.

Durante el ataque, los presuntos agresores, siempre supuestamente, habrían denigrado a sus compañeros haciendo referencias peyorativas al color de su piel.

Desde hace ya tiempo, las plazas que ofrece el Ángel Ganivet están ocupadas prácticamente en su totalidad por jóvenes procedentes de distintos países de África, lo que, en ocasiones, ha producido situaciones de rivalidad entre ellos, principalmente entre los originarios del norte del continente vecino y los chavales subsaharianos.

Todos ellos son 'niños patera', es decir, adolescentes que han atravesado el Estrecho de Gibraltar de forma clandestina y poniendo en peligro sus vidas. Viajan hasta España para buscarse la vida en Europa y, como llegan solos, quedan bajo la tutela de la Junta de Andalucía.

Precedente

A principios del pasado mes de julio, ocurrió en el Ángel Ganivet un suceso similar al registrado ayer, aunque en aquella ocasión solo hubo un implicado, un chaval marroquí, y una víctima, un chico subsahariano.

En un momento dado, se suscitó una discusión entre ellos que fue subiendo de tono. El chaval norteafricano, supuestamente, llegó a amenazar de muerte a su compañero negro y también lanzó contra él improperios despectivos sobre el color de su piel, según la denuncia presentada ante la Fiscalía de Menores.

En este sentido, el ministerio público, y debido «a la gravedad de los hechos», solicitó al juzgado el internamiento cautelar del menor en un centro para menores infractores, esto es, para delincuentes infantiles y juveniles, por la supuesta comisión de un delito de odio, que persigue a quienes incitan a la violencia por motivos racistas.

Fotos

Vídeos