Despliegue policial en el Hospital Materno Infantil de Granada por la agresión a dos pediatras y una enfermera

Vistas del Hospital Materno Infantil de Granada./ALFREDO AGUILAR
Vistas del Hospital Materno Infantil de Granada. / ALFREDO AGUILAR

Los familiares de un niño fallecido agredieron a los sanitarios que les comunicaron la triste noticia

Rosa Soto
ROSA SOTOGRANADA

Seis agentes de la Policía Nacional custodian todavía la puerta del Hospital Materno Infantil de Granada tras recibir el aviso de una agresión a dos pediatras y a una enfermera en la mañana de este martes, donde familiares de una paciente agredieron «verbal y físicamente» a estos sanitarios después de que les informaran del fallecimiento de la bebé.

La presidenta de la Junta de Personal del Hospital Universitario Virgen de las Nieves y delegada del sindicato de enfermería Satse, Fayna Gómez, ha lamentado la muerte de la pequeña y ha remarcado que ningún suceso justifica las agresiones hacia los profesionales del centro hospitalario. «Nada justifica una agresión contra los sanitarios que hacen su trabajo con total profesionalidad y dedicación«, ha declarado a IDEAL.

Más información

«Muchas personas olvidan que este tipo de agresiones constituyen un delito y creen que no tiene repercusión, pero la hay», ha apuntado Gómez. Tras este incidente, la Junta de Personal del Hospital Universitario Virgen de las Nieves ha convocado una concentración para este jueves a las 10.00 horas a las puertas del Materno Infantil en repulsa por «esta nueva agresión».

La agresión

El ataque contra los dos pediatras y la enfermera se produjo cuando los sanitarios comunicaron a los familiares el fallecimiento de la menor ingresada en el Hospital Materno Infantil de Granada. La enfermera recibió un portazo en el rostro que le produjo una brecha por la que requirió puntos de sutura, mientras que los otros dos sanitarios fueron abofeteados, según ha explicado la representante de Satse en este hospital.

En el momento de los hechos se activó el botón antipánico y acudieron dos guardas jurados del hospital a separar a los familiares, aunque hubo que esperar a que llegara la Policía. Se puso en marcha el protocolo de agresiones y a través del correo interno se ha dado parte a la unidad de riesgos laborales del Hospital Universitario Virgen de las Nieves, que ha tomado todas las medidas legales que se derivan de su aplicación.

Desde la Junta de Personal abogan por poner «todos los medios necesarios para la concienciación de los usuarios del sistema sanitario, para el buen uso de los medios que el SAS pone a su disposición», ya que, según advierten, «no es de recibo el mal trato físico y/o verbal que deben de soportar de forma tan frecuente los trabajadores».

Reclaman un esfuerzo en todos los ámbitos de la sociedad para acabar con las agresiones a los sanitarios que, según afirman, «son cada vez más habituales en los centros asistenciales» y reclaman que se castiguen por la vía de lo penal.