Nadal, impactado y señalado

Nadal sostiente una careta gigante con su rostro. /
Nadal sostiente una careta gigante con su rostro.

El tenista considera que el caso de Sharapova puede deberse a una «negligencia» mientras que una exministra francesa acusa a la ATP de haber encubierto un positivo del balear

JAVIER BRAGADOMadrid

De manera cíclica Rafael Nadal debe responder a preguntas sobre el dopaje. En enero de 2008 una fotografía en el Abierto Australia mostró su enorme desarrollo muscular y surgieron las primeras interrogaciones. Después, la 'operación Puerto' le rozó cuando Eufemiano Fuentes reveló que algunos de sus clientes eran tenistas. En ambas ocasiones el balear negó las acusaciones -aunque nunca más volvió a entrenar con el torso desnudo-.

El último dardo directo ha sido de la exministra de Deportes francesa, Roselyne Bachelot, quien rescató las dudas sobre el medio año en que estuvo fuera de las pistas por una lesión rotuliana. «Se sabe que la famosa dolencia de Rafael Nadal, cuando estuvo parado siete meses, se debe en realidad a un control positivo. Cuando ves a un jugador de tenis que para durante varios meses, es que ha sido controlado positivo. No siempre, pero muy a menudo», sostuvo Bachelot, doctora en Farmacia y en los primeros puestos en su promoción de la universidad de Angers. «En el tenis no se revelan los controles positivos, ni las sanciones, pero curiosamente se nos dice que un jugador o una jugadora tiene una lesión que le mantiene meses fuera de las pistas», argumentó quien se encargó de la cartera de deportes francesa desde 2007 a 2010 y ahora acusa a la misma organización que ocultó el positivo de Andre Agassi (según confesó el propio exjugador).

«Desgraciadamente, por lo que se ve, en Francia no siempre han acertado al elegir una persona que tenga unos mínimos conocimientos de deporte. Estoy convencido de que se dará cuenta del grave error y la inaceptable injusticia que ha cometido, y se disculpará. Por lo demás, es mejor no hacer mucho caso: es tan burda la mentira que se descalifica sin mayor esfuerzo», defendió Miguel Cardenal, presidente del Consejo Superior de Deportes, mientras que el entorno de Nadal anticipó que tomarán medidas legales. «Esta mujer, que es imbécil, es capaz de decir cualquier barbaridad», replicó Toni Nadal, tío y entrenador de la estrella de Manacor en declaraciones a 'Versió RAC1'. Pero no es la primera vez que lo escucha. El extenista belga Christophe Rochus ya había tildado de sospechosos los largos períodos de tiempo lesionado del español y del sueco Robin Soderling. «Aparte de un imbécil, es un maleducado. Sabiendo, como creo que debería saber, que Rafael en su vida ha tomado nada ni seguro que lo va a tomar, me parece increíble que un tonto como este diga lo que dijo», replicó entonces Toni Nadal,.

El error de Sharapova

Nadal, quien habitualmente se muestra molesto e incómodo cuando le preguntan sobre dopaje, se había declarado horas antes sorprendido e impactado por el reciente positivo de Maria Sharapova por meldonium. «Todos podemos cometer errores. Quiero creer que seguro que fue un error de Maria, que ella no quería hacerlo. Pero obviamente es una negligencia. Las reglas son así. Es justo y ahora debe pagar por ello», aseguró el español en Indian Wells. «Estoy interesado en todos los deportes, por lo que cuando sucede algo negativo en el mundo del deporte estoy triste», añadió el el actual número 5 del ranking. Entonces los periodistas le preguntaron por sus antecedentes y por las informaciones que le habían relacionado con la 'operación Puerto' -el extenista belga Kristof Vliegen también había dejado entrever que Nadal estaba en la lista de Fuentes-. «Oí estas acusaciones de dopaje sobre mí y eso me empieza a cansar un poco», respondió el balear que en privado suele quejarse por la insistencia con las preguntas sobre estos asuntos. «Siempre me he mantenido lejos del dopaje, soy un jugador completamente limpio, he trabajado tan duro en mi carrera que nunca voy a tomar cualquier cosa que me haga recuperar más rápido si estoy lesionado», prosiguió en su exposición.

Además, Nadal debió responder en Estados Unidos sobre los tratamientos que ha experimentado en los últimos años. «Siempre he sido franco en esto. Nunca he ocultado nada, he utilizado el plasma rico en plaquetas. La primera vez funcionó fantásticamente, la segunda vez tuve que dejar de jugar durante siete meses. Las células madre las usé por mis rodillas y me ha funcionado muy bien», explicó sobre un proceso que durante unos años estuvo prohibido en algunos países y en algunos deportes, pero que emplearon futbolistas como Xavi Hernández y Víctor Valdés y baloncestistas como José Manuel Calderón. «Creo en los valores del deporte, tiene que ser un ejemplo para nuestra sociedad, para los niños y si hice algo en contra de eso me estaría mintiendo a mí mismo, no a mis rivales», insistió el ganador de 67 títulos y medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín. «Nunca he hecho nada ilegal y nunca lo haré», concluyó el impactado y señalado Nadal.