Nadal suma y sigue en Barcelona

Nadal suma y sigue en Barcelona

El español derrotó a Ivan Dodig y se citó con Nicolás Almagro en cuartos de final

PATRICIA MUÑOZ madrid

Rafael Nadal marcó este jueves su territorio en el Conde de Godó, donde ya suma ocho coronas, ante un Ivan Dodig que trató de frenar el ímpetu del balear con un potente servicio y poderosos golpes desde el fondo de la pista que, sin embargo, no le sirvieron para evitar la derrota. El español jugó uno de los partidos más cómodo sobre tierra batida en lo que va de temporada y, esta vez sí, el resultado fue muestra de ello. El doble 6-3 asestado al croata le situó, así, en los cuartos de final del torneo catalán, donde se verá las caras con Nicolás Almagro, ante el que nunca ha perdido.

La superioridad de Nadal, a diferencia del encuentro ante Albert Ramos de segunda ronda, fue patente desde el inicio del partido, en el que, ya en el primer juego, dispuso de bola de rotura que no supo aprovechar. Sí lo haría en el segundo servicio de Dodig, tras el que encadenó dos breaks consecutivos que, junto a sus buenos juegos al saque, le permitieron llevarse el primer set por 6-3.

A por el récord de victorias de Becker

Con el mismo resultado pero con un juego más firme y favorable si cabe para el balear se desarrolló el segundo parcial, en el que el croata fue incapaz de seguir el ritmo del español. El propio Nadal reconoció al finalizar el encuentro que se había sentido más cómodo que en el partido anterior y con mejores sensaciones a pesar de haber jugado a una hora (19.00 h) en la que las condiciones ambientales no le son tan favorables. La intensidad de piernas ha sido mejor, he jugado más dentro de la pista y estoy muy feliz por la victoria, aseguró tras el triunfo.

De esta forma, con la victoria ante Dodig el español igualó a Arthur Ashe en el undécimo puesto de la lista de jugadores con más victorias en la Era Open con 683 triunfos. Una situación que le permite ponerse como objetivo a largo plazo alcanzar el top ten de récord de partidos ganados, donde Boris Becker (713 triunfos) será, si el español mantiene este nivel, su próxima víctima.