España, con tres metales y Perales a por la épica

La nadadora aragonesa Teresa Perales busca en Río igualar las 28 medallas de Michael Phelps.  /
La nadadora aragonesa Teresa Perales busca en Río igualar las 28 medallas de Michael Phelps.

Derrotas de los granadinos José Manuel Ruiz (1-3) y Miguel Rodríguez (2-3), mientras que Manuel Martín debuta hoy en boccia por equipos ante Hong Kong y Brasil

CÉSAR GUISADOgranada

China hegemónica con 43 metales, Gran Bretaña a la zaga con 24 y sorpresiva Ucrania con sus 24 medalla, de las cuales debe 14 sólo a la natación. En el medallero de estos Juegos Paralímpicos, España se alza a la 11ª posición con cuatro preseas: los oros de Kim López en el lanzamiento de peso, y Nuria Marqués en los 400 estilo libres, la plata de Teresa Perales también en natación con los 200 de estilo libre y el bronce de Alfonso Cabello ganado ayer en la contrarreloj de ciclismo en pista.

El metal de Perales supone el número 23 en el palmarés de esta nadadora aragonesa, que comienza con éxito en Río 2016 en su objetivo de acabar la cita brasileña con 28 para igualar al estadounidense Michael Phelps como el deportista más laureado de la historia de unos Juegos.

Cerca de la medalla se quedó el tándem formado por Ignacio Ávila, que padece una discapacidad visual, y el piloto Joan Font, que finalizaron cuartos la prueba ciclista de 4.000 metros persecución al perder el bronce por menos de un segundo con la pareja holandesa que componen Stephen Vries y su guía Patrick Bos.

En cuanto a los granadinos, doble derrota para Miguel Rodríguez y José Manuel Ruiz en sus respectivos compromisos. Rodríguez se midió ante el polaco Maciej Nalepka en una partida muy ajustada. Llegó a aventajar a su rival por 1-2 en el marcador, aunque poco pudo hacer ante la reacción final de este, que se acabó llevando los dos últimos juegos de forma clara.

Por su parte, José Manuel Ruiz perdió por 1-3 (8-11, 12-10, 8-11 y 11-13) su encuentro ante el austriaco Krisztian Gardos. Se trataba de un partido inédito hasta la fecha ya que, pese a que ambos palistas compiten en torneos internacionales de la categoría sin discapacidad, no se habían enfrentado hasta la fecha. Acabó siendo un choque largo, de 40 minutos, en el que Ruiz llegó a levantar hasta seis bolas de partido en el cuarto juego.

«Estoy un poco descontento porque no he jugado a mi nivel», reconocía el palista de Guadix tras su partido, en declaraciones a IDEAL. «Tácticamente no he jugado del todo bien en momentos importantes, pero he luchado cada punto y siento que cada día estoy jugando un poco mejor», aseveró.

Confía Ruiz que el encuentro que deben disputar hoy el brasileño Carbinatti y el austriaco Gardos deje un resultado satisfactorio para el pase de ronda, «al estar en el grupo IV, prácticamente daba igual el cruce, el sorteo dirá. Yo, de momento, sigo cogiendo sensaciones y espero jugar cada día mejor, teniendo más confianza poco a poco», afirma.

Sin duda, el palista accitano supo sacudirse los nervios que sí atenazaron en el estreno. Sin embargo, Gardos se descubrió como un rival prácticamente inaccesible, «es un jugador acostumbrado a competir en torneos internacionales ante rivales sin discapacidad y sabe mantener el nivel en partidos de tensión como este», explicó.

Boccia

Hoy arranca la boccia por equipos y parejas mixtas. Este es el único deporte junto al goalball de práctica exclusivamente paralímpica. España, encuadrada en el grupo C, se medirá a Hong Kong (19:10 horas) y a Brasil a las 23:50, ambos encuentros en horario peninsular. El equipo español lo componen Desiree Valenzuela, José Manuel Prado, Benito Martín y el granadino Manuel Martín.

Hay puestas esperanzas en que España consiga realizar un buen papel en esta categoría de BC1-2 y avance rondas con el objetivo de jugarse las medallas. Si bien, los técnicos saben que no será una tarea fácil ya que el equipo se encuentra atravesando un cambio generacional. Una de las figuras más laureadas de la boccia nacional como es el catalán Pedro Cordero no ha viajado a Brasil y para Manuel Martín, doble bronce en Pekín 2008, estos serán sus últimos Juegos Paralímpicos.