El descuento permite al Athletic seguir mirando a Europa

Imagen del duelo entre el Eibar y el Athletic en Ipurua. /
Imagen del duelo entre el Eibar y el Athletic en Ipurua.

Una victoria de los rojiblancos dejaría al conjunto armero a cinco puntos de la séptima plaza y a seis de la sexta

EFEÉibar

El Eibar y el Athletic Club se miden este lunes en Ipurua en un partido clave dentro de la pelea europea en la que se encuentran ambos equipos, ya que ambos llegan a este choque octavo y sexto en la tabla, respectivamente, y con apenas tres puntos de diferencia entre ellos.

El equipo guipuzcoano, octavo clasificado con 50 puntos, está muy cerca del Athletic Club (53 puntos), que al acabar la jornada 32 era sexto en la tabla, aunque ha sido superado por la Real Sociedad (55 puntos), que este domingo ganó al Deportivo.

Están en juego los puestos europeos y el conjunto eibarrés necesita vencer al vizcaíno en el duelo de rivalidad entre clubes vascos, tanto para poseer los mismos puntos, como para igualar el "gol-average" particular.

Los eibarreses se enfrentan a las estadísticas, porque sólo una vez han ganado al plantel bilbaíno en partido oficial; en la segunda jornada liguera de la pasada temporada (2015-2016), cuando los entrenados por Mendilibar vencieron por 2-0 en Ipurua a los dirigidos por Valverde.

El Eibar, que comenzó la Liga con el objetivo de la permanencia, ahora se marca metas más ambiciosas, gracias a su fortaleza en Ipurua (donde ha obtenido 30 de sus 50 puntos), y a su acierto goleador, ya que es el quinto conjunto más realizador con 52 goles.

La buena racha eibarresa de tres victorias seguidas ante el Villarreal (2-3) en el Estadio de la Cerámica, Las Palmas (3-1) en Ipurua, y el Celta (0-2) en Balaídos, se truncó al perder con el Betis (2-0) en el Benito Villamarín la pasada semana. A pesar de ello el Eibar es, junto al Athletic Club, uno de los mejores en la segunda vuelta y el que venza el lunes dará un paso al frente en la pelea por un puesto europeo.

El entrenador del Eibar, José Luis Mendilibar, natural de Zaldibar (Vizcaya) y que dirigió al Athletic Club, sufre cuatro bajas ante su exequipo: el sancionado Florian Lejeune (acumulación de amonestaciones), y los lesionados Anaitz Arbilla, Fran Rico, y Alexander Mesa "Nano", por lo que sólo puede contar con 18 futbolistas disponibles.

El Athletic quiere defender, en un campo en el que históricamente se le aprecia, la sexta plaza que recuperó con su brillante goleada ante Las Palmas en San Mamés y que le ha arrebatado provisionalmente la Real Sociedad con su triunfo este domingo en Anoeta contra el Deportivo.

Con el 5-1 a la UD Las Palmas y las derrotas de todos sus rivales directos en la lucha por la Liga Europa el equipo de Ernesto Valverde volvió a la zona europea a la que se aupó dos jornadas antes pero que anteriormente no visitaba desde la novena jornada.

Ese asalto a los puestos que dan billete continental fue consecuencia del juego que está exhibiendo el conjunto bilbaíno, probablemente en su mejor momento de la temporada, y de que Valverde puede disponer de toda su plantilla.

De hecho, a pesar de los problemas físicos que les obligaron a entrenar a menor intensidad que sus compañeros durante la semana, el propio técnico confirmó que en Ipurua podrán estar tanto Mikel Balenziaga como Beñat Etxebarria.

Con ello, el técnico nacido en Viandar de la Vera podrá contar con su equipo de gala, si bien en el último partido prefirió a Ander Iturraspe antes que a un Beñat algo tocado pero en condiciones de jugar los últimos minutos del encuentro.

Si acaso, Valverde podría dar descanso a algún titular ante los tres partidos que le esperan a su equipo esta semana. Esa circunstancia podría permitir la continuidad en el once a Iturraspe y dar entrada a Iñigo Lekue y Markel Susaeta, alternativas para las posiciones de banda. En el caso de Lekue tanto para la defensivas como para las ofensivas y en el de Susaeta para las de ataque.

Arbitro: Del Cerro Grande (Comité Madrileño).

Estadio: Ipurua

Hora: 20.45

Un gol de Raúl García en el minuto 94 dio la victoria al Athletic de Bilbao ante el Eibar, que afrontó el partido, desde el minuto 55, con diez jugadores por la expulsión del argentino Gonzalo Escalante, que vio la tarjeta roja directa por una entrada a Iker Muniain.

El duelo de rivalidad regional entre dos clubes vascos comenzó 'a todo tren', con los dos contendientes dejándose el alma en el césped, empujados por sus aficionados, que abarrotaron el estadio eibarrés.

La hinchada local celebró hasta los saques de esquina a favor, en plena euforia por la buena marcha de su conjunto, que comenzó la temporada con la permanencia como objetivo y ahora lucha por jugar en Europa, objetivo que le queda lejano tras la derrota de este lunes.

El partido, vibrante tanto en el verde como en las gradas, tuvo un ritmo acelerado, lo que provocó que los eibarreses acusaran el enorme esfuerzo físico que hicieron al principio. Con el paso de los minutos los bilbaínos mejoraron y crearon peligro al contragolpe.

En el comienzo de la segunda mitad, de nuevo el Eibar volvió a salir lanzado y Kepa estuvo muy acertado al despejar con el pie un balón lanzado por Sergi Enrich en un 'mano a mano', tras un pase de Pedro León.

El encuentro quedó condicionado por la expulsión del centrocampista argentino Gonzalo Escalante con tarjeta roja directa en el minuto 55, por una entrada a Muniain.

Cuando el Eibar jugó en inferioridad numérica -Mendilibar retiró a Inui y dio entrada a Christian Rivera-; los vizcaínos, que comenzaron replegados el segundo tiempo, se decidieron a buscar la victoria. Así, estuvieron a punto de marcar, pero un tiro de Raúl García fue repelido por el poste. Poco después, Iker Muniain se quedó solo ante el guardameta Yoel Rodríguez, quien despejó con el pie su disparo a quemarropa.

El Eibar acusó el cansancio y tampoco pudo hacer más que intentar sumar un punto, porque le faltaban 'colmillos' para intentar 'morder' a los 'leones'. En el tiempo de descuento el colegiado señaló una falta al borde del área eibarresa. La lanzó Beñat, despejó Yoel y el rechace lo aprovechó Raúl García para marcar el 0-1, que sitúa al Athletic de Bilbao en el sexto puesto de la clasificación, que da acceso a la Liga Europa.