Una final inesperada con Francia de favorita

Pepe, durante un entrenamiento. /
Pepe, durante un entrenamiento.

JUAN CARLOS GARRIDO

Francia-Portugal. Una final sorprendente. Una final inesperada para muchos. Pero dos equipos que han ido mejorando, que han ido aumentando su rendimiento conforme ha avanzado la competición. Portugal, con una primera fase realmente mediocre con tres empates en un grupo realmente asequible. Francia, con mejores resultados en esa primera fase pero sin un rendimiento espectacular. Ambos equipos han ido cogiendo confianza conforme han ido pasando eliminatorias y es cierto que ambos equipos han competido bien sin tener un fútbol que enamore.

Dos equipos que han tenido un futbol de contrataque más que elaborado aunque Portugal empezó con un fútbol más combinativo con Vieirinha en el lateral derecho que casi era una extremo derecho, Con André Gomes y Moutinho en el centro del campo acompañando a un centrocampista defensivo, Carvalho o Danilo Pereira pero Portugal ha evolucionado hacia un 4-4-2 en el que Cristiano y Nani son sus delanteros pero sin tener el típico delantero referencia, tiene a Éder en la plantilla pero apenas ha jugado unos minutos y han apostado por Joao Mario en un lado y Renato Sanches en el otro dejando a Andre y Moutinho en el banquillo. ¿Por qué? Porque han pasado del futbol combinativo que les da estos dos jugadores a un fútbol más basado en la velocidad y en acciones rápidas al espacio y eso te lo garantizan Cristiano, Nani, Renato y Joao Mario. Creo que son cuatro jugadores muy bien dotados para esos contraataques y para ese fútbol en velocidad.

Por lo demás, Portugal ha ido evolucionando conforme pasaba el campeonato en ser un equipo que defiende muy bien, que es muy compacto, muy sólido y que busca el contraataque. Francia, un poquito de lo mismo. Francia tiene el factor local, un factor muy positivo que les ayuda mucho en lo emocional, en lo psicológico pero además es un equipo bien armado defensivamente, con jugadores muy físicos, con un centro del campo realmente fuerte y consistente con gente como Pogba, Kante, Matuidi, Payet, Sissoko. Les salen muchos centrocampistas de mucha calidad y por lo tanto hacer un once inicial siempre se va a quedar un jugador de mucha importancia en el banquillo. Parece que Deschamps está apostando ahora por el doble pivote Matuidi-Pogba dejando a un gran jugador como Kante en el banquillo. También un 4-4-2 en Francia pero en este caso con Griezmann y Giroud, una pareja diferente a la portuguesa porque en este caso Giroud sí que es el hombre referencia, el que le hace ese trabajo sucio a Girezmann para que pueda aprovechar todos los espacios que le deja ese delantero centro referencia.

¿Qué podemos esperar de este partido? Bueno pues es un duelo en el que ambos equipos están más cómodos al contraataque, partido muy intenso, de mucho trabajo defensivo, de mucho respeto mutuo y que creo que se va a decidir por genialidades de los dos grandes cracks de esta Eurocopa, Griezmann-Cristiano Ronaldo. Particularmente veo a Griezmann en un estado de forma excepcional y me voy a mojar para mi favorito Francia pero sabiendo que el favorito en esta Eurocopa no dice nada porque ha estado llena de sorpresas y quizá en esta final vivamos la última sorpresa.