Fallece Julio Grondona por una insuficiencia cardíaca

Julio Grondona, presidente de la AFA. /
Julio Grondona, presidente de la AFA.

El presidente de la Asociación Argentina de Fútbol no llegó a ser operado en el hospital en el que fue ingresado

COLPISA/AFPBUENOS AIRES

El presidente de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) y vicepresidente de la FIFA, Julio Grondona, fallecío en un clínica de Buenos Aires donde fue ingresado por un problema cardíaco.

Grondona, de 82 años y convertido en el patrón del fútbol argentino durante los últimos 35 años, fue ingresado en el sanatorio Mitre. La entidad emitió un comunicado en el que no aclara qué tipo de indisposición sufrió su presidente, pero según la prensa local Grondona tuvo problemas cardíacos. Según la prensa argentina, ni siquiera hubo tiempo para operar a Grondona ya que falleció a las 12.50 h (Buenos Aires).

"En horas de esta madrugada el señor Julio Humberto Grondona sufrió una ligera indisposición. Por precaución su familia decidió trasladarlo a un sanatorio de esta capital, donde en estos momentos lo están evaluando", informó la máxima intitución del fútbol argentino sin más detalles.

Julio Grondona es presidente de la AFA desde 1979 y esta semana estuvo reunido al menos en dos ocasiones con Alejandro Sabella, quien decidió no seguir en su cargo como entrenador de la selección argentina. El polémico dirigente llegó a la titularidad de la AFA nombrado a dedo por el vicealmirante Carlos Lacoste, presidente del Ente Autárquico Mundial'78 creado por la última dictadura militar (1976-83) para organizar el máximo certamen del fútbol.

Desde entonces, fue reelegido cada cuatro años, sobrevivió a todos los gobiernos democráticos. Todos negociaron con él debido al tremendo poder que acumuló, apoyado casi incondicionalmente por más de 22.000 clubes de todo el país. Durante su gestión produjo las mayores reformas de la historia del fútbol argentino y la selección albiceleste obtuvo el Mundial de México 86, dos medallas de oro olímpicas (Atenas 2004 y Pekín 2008) y la Copa América de 1991 y 1993.

No obstante, uno de sus mayores críticos fue Diego Armando Maradona, a pesar de que El Pelusa fue nombrado seleccionador del equipo albiceleste hasta 2010, cuando la selección argentina fue eliminada en cuartos de final del Mundial de Sudáfrica por Alemania. «Lo que tengo puesto me lo gané trabajando, lo que tiene puesto él se lo compró con la FIFA», dijo Maradona en uno de sus últimas discusiones públicas.