«Se amañan unos 25 partidos semanales a nivel mundial»

Joel González posa.  /
Joel González posa.

Joel González, licenciado en Criminología, aporta su experiencia y conocimientos en una multinacional que persigue el fraude deportivo

JAVIER BRAGADOMadrid

Joel González se colgó la medalla de oro en Londres 2012 pero una rotura del ligamento posterior de la rodilla izquierda le apartó del tatami durante varios meses. Ante la situación, el recién licenciado en Criminología aceptó un empleo en la empresa Federbet, la asociación de operadores de apuestas contra la estafa deportiva, y descubrió un insospechado mundo al que quiere trasladar sus golpes. «Desgraciadamente para mi gusto hay muchos más partidos amañados de lo que me hubiera gustado encontrar cuando llegué allí. No es que me escandalizara pero me impresionó el mecanismo y lo que sucede en ese nivel», reconoce González, a un paso de regresar a Bruselas para continuar con su trabajo.

El gerundense, triple campeón mundial de taekwondo, contagia su alegría por el deporte pero también enseña el submundo de mafias y fraudes en el fútbol que trata de perseguir. «Te sorprenderías con lo que me he encontrado. He visto dejarse comprar desde un sólo jugador hasta un árbitro o un equipo entero. o incluso la directiva del club», cuenta. «No estamos hablando de aficionados sino de mafias con mucho dinero que apuestan muchísimos millones de euros y tienen que estar muy seguros de que el partido va a acabar de una forma. Una vez que compras, compras todo», explica quien recibió la oferta a través del Consejo Superior de Deportes (CSD) y la Liga de Fútbol Profesional (LFP). «A lo mejor cogen a un portero y le dicen que si se deja marcar dos goles le dan 100.000 euros. No van a ir a un Casillas porque tiene integridad, valores y no se va a dejar comprar por esa cantidad, pero en un partido de segunda en Bulgaria a lo mejor esos 100.000 euros le salvan bastante», confiesa con sinceridad.

¿Cuántos duelos se amañan? «Unos 25 semanales a nivel mundial», responde el nuevo investigador. «Son muchos partidos», valora. ¿Cuántos euros se puede ganar con este negocio ilegal? «En Asia no tienes límite de apuestas. Estamos hablando de muchísimo dinero y de gente que se asegura el tiro», apunta quien ha aprendido a manejarse entre infinitas estadísticas y números para detectar los amaños.

España, más limpia

Por ahora, el taekwondista mantiene sus entrenamientos en plena recuperación de su lesión, pero terminará su trabajo en Federbet hasta que acabe el verano su contrato. De hecho, se desplazará a la sede de la empresa en Viena para ayudar en la vigilancia de los partidos del inminente Mundial de fútbol. Su paso por España ha sido provisional, para apoyar el proyecto 'España compite', una iniciativa del CSD y la Asociación de Deportistas que ha conseguido que 25 empresas sumen medio millón de euros que se destinarán a becas para deportistas.

No obstante, González mantendrá su colaboración con la LFP y no pierde de vista lo que ocurre en la Península Ibérica. «Pondría la mano en el fuego porque España es el país que menos corrupción tiene en cuanto al deporte. Me he encontrado países que tenían mucho más como Alemania, Italia o Francia», asegura González, aunque reconoce: «Han sucedido algunos partidos muy extraños».

El catalán piensa continuar con su aportación hasta el final: «Hay que convencer al jugador para que no se deje comprar, endurecer la normativa y comunicar a la FIFA. Esa es nuestra tarea». ¿Funcionará? Joel González pide tiempo: «El problema es que todo esto es muy nuevo. Se está creando una normativa fuerte junto a la FIFA y la Europol para que ellos mismos puedan llegar regular o sancionar, pero hasta que no se pongan las leyes el proceso burocrático tardará mucho». A falta de competiciones de taekwondo, los golpes de Joel González seguirán en el mundo del fútbol.