Falsean certificados médicos de jóvenes deportistas sin pasar reconocimiento

Grupos de jóvenes entrenándose sobre el césped artificial del estadio municipal de Atarfe, ayer por la tarde./
Grupos de jóvenes entrenándose sobre el césped artificial del estadio municipal de Atarfe, ayer por la tarde.

La doctora Manuela Ruiz denuncia que su firma ha sido plagiada y el club reconoce que «han existido negligencias»

SERGIO YEPES

El Colegio de Médicos de Granada ha dado traslado a la Fiscalía de la reclamación que ha interpuesto la doctora Manuela Ruiz Espada al detectar «falsificada» su firma en las licencias de un número aún indeterminado de jugadores presentadas por el Atarfe Industrial ante la Federación Granadina de Fútbol. La facultativa pudo corroborar la irregularidad en «cuatro casos», aunque como poco con la práctica presuntamente delictiva se dieron por realizados los reconocimientos médicos a «veintinueve futbolistas» de diferentes categorías -cifra aportada por el club- que en ningún caso fueron objeto de chequeo con los riesgos que ello supone a efectos de detección y prevención de patologías. La junta directiva de la entidad del área metropolitana reconoce que «existieron negligencias» al cumplimentar el apartado sanitario de las fichas federativas y anuncia que «va a presentar en bloque la dimisión», según explicó a IDEAL su vicepresidente Francisco López. Entretanto, la Federación queda a expensas de recibir alguna «comunicación oficial» para tomar cartas en el asunto y lamenta que se haya llegado a este punto porque «todos los años ponemos a disposición de los equipos un servicio gratuito para solventar estos trámites», que lógicamente precisan de una inversión si los equipos deciden por medio de profesionales privados.

A través de la empresa 'Previsalud Centro Médico', Ruiz Espada practicó en el Atarfe Industrial, con motivo de la temporada 2014/15, un total de 258 reconocimientos médicos, que tienen una validez de dos años. Sin embargo, la facultativa no fue requerida esta temporada para hacerle la evaluación sanitaria a los jugadores nuevos que se incorporaron al club. Ni tampoco para validar las fichas de aquellos que ya habían pasado por su consulta en el pasado pero que necesitaban nuevamente de su firma por haber subido de categoría y presentar por tanto una nueva cartulina (licencia). Y ahí comenzaron las sospechas.

Las amplificaron el grupo municipal de Ciudadanos, que es al que está afiliado el propietario de la clínica -marido de Ruiz Espada- y quien tras consultar con varios padres de niños expusieron el caso de manera formal el 18 de diciembre en la Junta General de Acidesa, la empresa responsable de la gestión de las instalaciones deportivas de Atarfe. De este modo, el gobierno local del municipio, liderado por el grupo PASI, entró en liza exigiendo al club una documentación al respecto que efectivamente le fue entregada pero que se demostró que «no era conforme a la realidad», según se reconoce en el propio Consistorio y otras fuentes consultadas. Y es que el informe que presentó el Atarfe al Ayuntamiento -hecho público el 18 de enero- «se aportaba un documento de un médico del que parecía deducirse que sí se habían pasado los reconocimientos médicos», lo que se demostró que no era así porque cuando «algunos padres de niños nuevos en el club se presentaron en la Federación y comprobaron que las fichas de sus hijos tenían la firma de Manuela Ruiz Espada».

En el Atarfe Industrial no fue sencillo ayer localizar a las persona que diera las convenientes explicaciones. El presidente Juan Manuel Carreiro, el que reza como tal en la Federación Granadina de Fútbol, aseguró ayer desconocer los pormenores del caso porque «aunque estoy en contacto con el club, es a modo de aficionado porque presenté la dimisión en julio de 2014».

Sí que habló el vicepresidente Francisco López, que es quien señaló brevemente que existieron «negligencias» con los reconocimientos médicos que «ahora estamos tratando de averiguar y esclarecer». López, que indicó que «la junta directiva va a dimitir en bloque», también indicó que «tras haber contactado» con diferentes doctores «ya tenemos uno preparado» para cumplir convenientemente con los jugadores «en próximos días». Finalmente, reconoció haber mantenido contactos por este particular con 'Previsalud Centro Médico', sin que existiera ningún tipo de acuerdo.

Este extremo lo confirmó a IDEAL el propietario del centro Javier Montes, quien no está por la labor de trabajar nuevamente con el Atarfe Industrial y denunció que «si le hubiera pasado algo a algún chaval en un cualquier entrenamiento o partido de fútbol, la teórica responsable hubiera sido Manuela sin ser realmente culpable de nada».

«Copia y pega»

Montes también indicó que la práctica utilizada para utilizar la firma de su mujer en las licencias federativas «era hacer un copia y pega (informático) valiéndose de las que estaban recogidas en fichas de la pasada temporada». Finalmente, el doctor lamentó que «con todo esto los jugadores hayan corrido muchos riesgos. Se ha jugado con la salud de ellos».

Como es obvio, la Federación Granadina de Fútbol está al corriente de lo que pasa. Ayer mismo, tuvo conocimiento extraoficial del asunto después de que «el Colegio de Médicos de Granada se pusiera en contacto con nuestro responsable de Mutualidad», explicó el presidente José Manuel Molina Maza. El dirigente no quiso pronunciarse sobre el asunto «porque antes quiero escuchar a las partes». O porque «en caso de confirmarse estaríamos hablando de un asunto muy feo». Pero no descarta que «una vez aseguradas las irregularidades», se tuvieran que «anular las fichas que estuvieran afectadas e incluso se tuvieran que suspender partidos del Atarfe a la espera de la normalización de la situación».

Del mismo modo, Molina Maza explicó que «a partir de mediados de mayo y principios de julio de todos los años mandamos circulares a los clubes informándoles que la Mutualidad les pueden realizar gratuitamente los reconocimientos médicos a sus jugadores. Y para ello vienen médicos desde Sevilla. Pero lo cierto es que solo el diez por ciento de los clubes se apuntan».