Parejo y El Amrani, los más rápidos del Río Dílar en un día sofocante

La veterana Moleón./
La veterana Moleón.

El corredor del Bikila y la del Atletismo Maracena se imponen en una carrera en la que destacaron las altas temperaturas

CÉSAR GUISADOOTURA

El Pabellón El Deyre de Otura congregó ayer a los corredores del Gran Premio de Fondo Diputación-Cruzcampo, con motivo de la Prueba del Río Dílar. Para esta vigesimoctava edición, la organización dispuso un trazado circular de 14 kilómetros que descubrió su dureza a la llegada de Dílar afrontando pendientes que llegaron al 14,5 por ciento de desnivel positivo. El calor también jugó un papel importante en la última prueba estival ya que el GP de Diputación se despide hasta la Prueba del Melocotón, el próximo 18 de septiembre en Guadix.

La victoria en la categoría masculina absoluta fue para el vigente ganador del Gran Premio, Francisco Parejo, del Bikila, quien cerró la carrera en 49 minutos exactos. Lo siguió a 58 segundos Juan Carlos Ruiz, del Intersport Santa Fe y tercero fue Javier Domene (50:11), del Run 04. En la categoría femenina se impuso Zhor El Amrani, del Atletismo Maracena, con un tiempo de una hora y 28 segundos. Segunda fue María del Pilar Alcalde (1:03.02) del Olimpo Granada y bronceado para Ana María Avilés (1:05.23) del Kilometroypico.

El pistoletazo de salida se efectuó a las 10 de la mañana. El grupo abandonó el pabellón El Deyre para adentrarse en el corazón urbano de Otura y bajar hasta la A-44. Por un carril adyacente, la carrera acompañó el trazado de la Autovía de Sierra Nevada para atravesar la hoya del Río Dílar. Una vez llegado aquí, el trazado bordeaba Ogíjares para cruzar Gójar y subir las lomas que llegan hasta el municipio de Dílar en el que entró un pelotón ya algo más estirado que afrontó el regreso.

Conforme el resto de participantes llegó hasta la línea de meta, se procedió a la tradicional ceremonia del podio y entrega de trofeos en un ambiente algo enrarecido. Se debió al enfado de algunos de los corredores debido a que según manifestaron, no encontraron agua a su paso por el primer avituallamiento situado en el kilómetro 4 del trazado. Un error considerable debido a que las altas temperaturas consistían un riesgo para los deportistas. Tampoco se cortó el acceso del tráfico rodado a varios tramos del circuito, lo que pudo haber supuesto un peligro para la seguridad de los corredores quienes, para su lamento, no encontraron la camiseta conmemorativa al final. Fue el caso de la participante más veterana de este Gran Premio, María del Pilar Moleón, quien hubo de marcharse a casa con las manos vacías después de que le indicaran que ya se habían agotado las de regalo cuando cruzó la meta, con 76 años y bajo un sol de justicia.