Ignacio Morón bate el récord de subida a pie entre Motril y el pico Mulhacén

Ignacio Morón posa en la cumbre del Mulhacén /
Ignacio Morón posa en la cumbre del Mulhacén

Repetir victoria en la Ultra Sierra Nevada es el objetivo del paduleño tras dar la talla entre el puerto y la cumbre en un reto a favor de Nepal

ALEJANDRO MOLINA sierra nevada

Al granadino Ignacio Morón le bastan siete horas y veintiséis minutos para hacer corriendo la distancia que separa el puerto de Motril y la cumbre del Mulhacén. Es lo que tardó recientemente, pulverizando así el anterior récord establecido en once horas y cincuenta minutos, entonces en manos de Francisco Contreras y Mark Wooley.

La ascensión, que tenía carácter solidario, fue organizada por el corredor de pruebas ultra Mark Wooley. El objetivo no era otro que recaudar fondos para los damnificados del terremoto de Nepal. No se trataba de una competición federada sino de una quedada a la que asistieron 25 corredores muy experimentados, entre los que estaban el bronce del Campeonato de España de Cien Kilómetros, Juan Antonio Ballesteros, y el propio Ignacio Morón, que el pasado año se impuso en la primera edición de la Sierra Nevada Ultra.

Según Morón, se trataba de recaudar fondos y seguir entrenando para su gran cita de la temporada, la Ultra Sierra Nevada. Eso sí, los datos de su gps son bien claros, tardó menos de siete horas y media en realizar esta impresionante subida en la que vivieron todas las estaciones del año.

«Salimos con calor y llegamos con mucho frío a la cumbre, a algunos corredores incluso les nevó», explicó el corredor del Padul. El otro objetivo, el solidario, también se logró con una recaudación cercana a los dos mil euros. En total fueron 63 kilómetros en los que el asfalto «castigó mucho las piernas» dijo Morón, que el año pasado fue también segundo en la Subida al Veleta y en el Kilómetro Vertical.

Para este incombustible deportista correr es algo más que un pasatiempo. Entrena seis de los siete días de la semana, alternando jornadas de dos horas con alguna tirada larga en la que hace seis. Asegura que no tiene una dieta especial y que las rodillas aguantan bien. «No hago gimnasio pero sí que alterno con la bicicleta de montaña, que ayuda mucho. De hecho, creo que va muy bien para proteger las rodillas», comenta el vigente campeón de la Ultra Sierra Nevada. Aunque se inscribió en la Spain Ultra Cup, las obligaciones familiares le han impedido participar con regularidad, de ahí que la cita de Sierra Nevada, que se celebrará el 17 y el 18 de julio, se ha convertido en su principal cita de la temporada. Para él no hay duda, esa es la competición más dura. «Lo que hicimos el pasado sábado me ha parecido más duro que la Subida al Veleta, por ejemplo, pero la Ultra fue algo tremendo», comentó poco después de batir el récord.

La cita granadina será la sexta prueba de las ocho que componen la Spain Ultra Cup y puede convertirse en el juez que determine la victoria final. Aunque en su primera edición el año pasado no pudo formar parte de este selecto circuito, el éxito de participación logrado y su exigencia física le han valido para hacerse un hueco. Tras las tres primeras citas lidera la clasificación Víctor Bernad Blasco con 495 puntos, seguido por David González, con 363. En mujeres es líder Sonia Escuriola con 495 y segunda Teresesa Forn, con 357,5.

 

Fotos

Vídeos