Un Palacio rejuvenecido

El Palacio de los Deportes ha experimentado una gran puesta a punto y quedará perfectamente acondicionado para próximos eventos como la Universiada./
El Palacio de los Deportes ha experimentado una gran puesta a punto y quedará perfectamente acondicionado para próximos eventos como la Universiada.

El pabellón del Zaidín lucirá como nuevo tras las reformas que se están efectuando estos días de cara al Mundial de baloncesto

JUANJO MARTÍN

Falta menos de un mes para que se inicie el Mundial de baloncesto y Granada se convierta en el centro de todas las miradas de los amantes del deporte en general y del de la canasta en particular. Con España estableciendo su primer campamento base en la ciudad para disputar los cinco partidos de la fase de grupos, la capital será contemplada en primera persona por los millares de espectadores que acudan durante la primera semana de competición. Esta cifra se elevará al cuadrado al contabilizar a todos aquellos aficionados que sigan este evento deportivo de primer nivel por televisión. La proyección internacional alcanzará cotas máximas al ser retransmitida la Copa del Mundo a más de doscientos países, por lo que no puede permitirse el más mínimo desliz a nivel organizativo. Eso atañe especialmente al punto neurálgico del Mundial de baloncesto, un Palacio de los Deportes que actualmente se encuentra en ebullición ante el frenético ritmo de unos operarios que se esfuerzan por culminar las reformas que se están llevando a cabo estos días.

Desde que el pasado lunes el Circo del Sol abandonó el recinto del Zaidín, decenas de trabajadores repasan cada uno de los rincones del pabellón para que todo esté a punto no solo para el inicio del Mundial, sino para el amistoso que jugará España el próximo día 12 contra Turquía. Ese encuentro de preparación -encuadrado dentro de la 'Ruta Ñ' de este verano- servirá para comprobar qué aspectos faltan por subsanar de cara al comienzo de la competición real. Será el único test serio con tal de comprobar que Granada puede levantar con orgullo la cabeza por ser una de las seis sedes de este torneo y, además, contar con el plus de disfrutar en directo con la calidad de los hermanos Gasol, Navarro, Ibaka, Reyes, Rudy, Calderón o Ricky, entre otros.

Todo «bajo control»

«Estamos totalmente preparados. Todo está bajo control y acorde al cronograma de actuación previsto, por lo que la Federación Española de Baloncesto se encuentra muy tranquila», sostiene Antonio Granados, concejal de Deportes que encabeza la comisión de trabajo del Mundial en la que los miembros como Ignacio Pipó, Carlos Casas o Jesús Cañadillas han aportado un sinfín de horas para que todo esté a punto cuando se produzca el salto inicial del evento baloncestístico.

Entre las reformas acometidas en el Palacio destaca la ampliación del graderío, que contará ahora con un aforo que supera las nueve mil personas (9.507 incluyendo los puestos destinados a los medios de comunicación), gracias a la instalación de nuevas butacas en el anillo inferior y en los diversos huecos que ofrecían los laterales del pabellón del Zaidín. Esta tarea se finalizará en apenas unos días, un período en el que también se espera finiquitar el resto de obras que van a dejar como nuevo un recinto que se construyó en 1991, es decir, hace más de veinte años.

Granados explica que «se ha efectuado un repaso general a toda la instalación» para que nada falle en el torneo. La iluminación ha sido una de las características mejoradas al aumentar la potencia hasta los 2.000 lumen, la cantidad necesaria para la retransmisión de los partidos en alta definición. También se han colocado dos escaleras de evacuación nuevas para cumplir con la normativa vigente tras aumentar la capacidad del pabellón y se están terminado de instalar las cámaras de seguridad, cuya UCO tendrá una nueva oficina en una de las estancias interiores que hasta ahora solo se empleaba como almacén. «El Mundial ha venido bien porque se han tirado muchos chismes», admite el concejal ante el uso que se le estaba dando a parte de la instalación municipal.

El área para los medios de comunicación y los despachos acondicionados para que los utilicen el personal de la FIBA y de la FEB son algunas de las reformas realizadas en otras dependencias del Palacio de los Deportes, que contará con una renovada zona comercial en la explanada exterior. Ese espacio entre el pabellón y Los Cármenes será limpiado en profundidad y posteriormente adecentado para estar a la altura de lo que se espera en un acontecimiento de primer nivel como un Mundial.

La sede del extinto CB Granada también ha pasado por 'quirófano' después de que la desaparición del club la dejara «bastante deteriorada», según Granados. Allí se ubicará la zona de acreditaciones y de voluntarios, además de poseer una zona de trabajo en el nivel inferior. Su habilitación ha sido una de las más costosas junto a los nuevos vestuarios, al que se le ha hecho 'lifting' completo y en el de España incluso se ha colocado una puerta nueva para atender la solicitud de la Federación de poseer una circulación de personas distinta. Las salas de los colegiados y para efectuar los controles de antidopaje también se han renovado en su totalidad, por lo que el Palacio se ha rejuvenecido tanto por fuera como por dentro.

Obras con ingenio

«Lo importante es que la instalación se va a quedar como nueva para cualquier evento que venga después, como la Universiada», asegura el edil de Deportes, quien matiza que el coste de estas obras no se ha disparado gracias a que «ha habido mucho ingenio. Cambiar todas las maderas de la sala VIP era muy caro, por lo que hemos lijado y barnizado las que había y subido el rodapiés, de forma que parece nueva y sin necesidad de derrochar dinero».

La celeridad con la que se está trabajando para poner a punto el Palacio nazarí contrasta con las trabas que han surgido con el pabellón Mulhacén, construido justo enfrente. «Tiene algunos problemas estructurales de construcción por las diferencias entre el diseño y el uso que se le va a dar. Hemos detectado un excesivo calor y no por poca refrigeración, sino por tener entrada directa de luz».

Granados añade que «el Ayuntamiento no tiene prisa por recepcionar una instalación que está un poco defectuosa. La constructora tiene el mes de agosto para corregir las deficiencias pero, si no llega a tiempo, ya tenemos el visto bueno de la FEB para usar el Núñez Blanca como pista auxiliar, que en realidad se utilizará un máximo de diez horas en todo el campeonato».

El concejal explica que «allí se pondrá el parquet y las canastas que tenemos ahora en el Palacio, dado que en el Mundial se colocarán los proporcionados por uno de los patrocinadores». De esta forma, el plan B está ya trazado por si el pabellón Mulhacén no llega a tiempo, un problema del que parece ajeno el Palacio de los Deportes, cuyo ritmo de trabajo se ha aumentado estos días para que pueda lucir sus mejores galas a partir del próximo 30 de agosto en un escenario inigualable como el Mundial de baloncesto.

 

Fotos

Vídeos