Emasagra afirma que la avería de la Zona Norte de Granada quedó corregida el viernes

La empresa defiende que hubo unas «dificultades logísticas por la cercanía de un árbol»

DIEGO CALLEJÓN

Una fuga de agua en la calle Julio Moreno Dávila de la Zona Norte de Granada capital ha provocado «problemas durante varios días» en el barrio, según las declaraciones de los propios vecinos. De acuerdo con el testimonio de una de las entrevistadas por el periódico IDEAL, la avería fue notificada «hace casi quince días», y «continúa dando problemas». Por su parte, Emasagra afirma que la avería «quedó corregida el viernes por la tarde».

De acuerdo con la empresa responsable del mantenimiento del agua, la avería «tardó en intervenirse por dificultades logísticas derivadas de la cercanía de un árbol a la fuga de agua».

«Una piscina de barro»

Tal y como cuentan los vecinos, «hace días que empezó a brotar agua de un hueco entre dos árboles plantados». Tras una llamada a Emasagra, los operarios «acudieron al lugar, tomaron medidas, dejaron una señalización y se fueron». De acuerdo con el testimonio de los vecinos, no fue «hasta días más tarde» cuando, «después de varias llamadas», los operarios de Emasagra «volvieron al lugar para seguir trabajando en la avería».

El pasado jueves, una grúa abrió una zanja para solucionar el incidente, pero «se rompió una tubería y la calle se inundó por completo», según afirman los vecinos. Desde entonces, un camión ha acudido «hasta en dos ocasiones» al lugar para echar arena sobre la zanja y frenar la pérdida de agua, lo que habría provocado la «piscina de barro» de la que se quejan los habitantes del barrio.

Emasagra ha estado varios días trabajando en la avería -hubo operarios en la zona hasta las 23.00 horas- y, según afirman, «llegaron a corregirla por completo el viernes por la tarde».

Fotos

Vídeos