«A veces escribo por necesidad y otras para matar el tiempo»

«A veces escribo por necesidad y otras para matar el tiempo»

César Ríos, director de cine y escritor

MIGUEL A. ALEJOGRANADA

El director de cine granadino César Ríos se ha especializado por desarrollar películas con un profundo sentido social. Sus cintas se han convertido en todo un éxito en festivales y en visitas posteriores en internet. En cada una de ellas introduce alguna de sus poesías. César acaba de publicar su segundo libro, 'Vidas de repuesto', con prólogo del conocido actor David V. Muro. Un poemario de 60 páginas repleto de referencias a Granada, el cine y sobre todo al especial sentido de la vida que tiene este creador.

¿Cómo surgió el libro?

Mi libro nace desde una voluntad inconformista con la realidad, el tiempo y sus acontecimientos. Responde a una decidida necesidad de huir de la existencia homologada para probar una vida provisional satisfactoria. Una vida a favor de la curiosidad, los descubrimientos, la experiencia y acorde con la propia vocación sentimental.

Es tu segundo libro de poesía, ¿qué evolución encontrará el lector?

Este nuevo libro es una recopilación de poemas escritos entre 2011 y 2016. A nivel personal unos años muy valiosos. Un periodo vital en cuanto a revolución emocional y creativa. Sin duda, una época salpicada de cambios y aprendizajes, de reflexiones en movimiento ante un tiempo acelerado y exigente. Quizás la evolución venga de la mano de una madurez, que no he perseguido, pero que he sentido al escribirlo.

Incluye poemas en tus películas, ¿por qué?

Nunca ha sido algo premeditado pero cuando escribo guiones inevitablemente también está frente al folio en blanco el poeta en mí y muchas veces el guionista le deja su espacio al poeta. No suelen tener problemas de egos, quizás algo de pique pero por temas de protagonismo. A veces funciona bien esa mezcla en la narración audiovisual.

A Bob Dylan le han dado el Nobel de literatura, ¿hay algún director- escritor al que se lo darías tu?

Bob Dylan son palabras mayores. Merecidísimo el Nobel. Le reconocería su labor literaria a directores como José Luis Garci, Adolfo Aristarain o Jonás Trueba.

¿Qué temas incluye?

Se tocan muchos temas que considero vitales. Este libro es un muestrario de taller, un catálogo lleno de recambios de vida para unos años inquietos, indecisos y críticos con el presente y el futuro.

Viaja de Granada a Madrid con asiduidad, ¿le sirven para componer?

Pues la verdad es que muchas veces cuando viajo solo en el bus y ves por el retrovisor que dejas atrás tu 'Graná', que no es cualquier ciudad, a uno le entra un nudo, mezcla de amor y nostalgia que muchas veces incita a escribir. Como escritor soy todoterreno. No tengo un lugar fijo ni hora para escribir. A veces escribo por necesidad personal y otras como una forma honrosa de matar el tiempo.

¿Toma muchas notas que después va puliendo?

Muchas veces sí, se me ocurre un verso, lo anoto donde pueda y suele ser el detonante de todo un poema que vas puliendo poco a poco.