Niños Mutantes estrenará su nuevo disco '10' en marzo

Niños Mutantes, en una actuación en Fermasa. /
Niños Mutantes, en una actuación en Fermasa.

La nueva grabación tiene entusiasmada a la banda y relamiéndose a sus seguidores, y ha contado con productores de primera línea

JUAN JESÚS GARCÍAGRANADA

Hace unos meses dábamos las noticias de que el grupo Niños Mutantes se encerró en el Valle de Lecrín para preparar un nuevo disco tras aquel 'El futuro' de 2014. Un álbum de 'reconciliación' tras una época de tantas tensiones que casi hacen estallar al grupo desde dentro, pero «tocando juntos es como solucionamos los problemas» confesaba entonces su cantante Alberto Martínez, y esa terapia de grupo se sometieron, hasta dar por finalizado un disco, el décimo y que contiene diez canciones. «La música lo cura todo», confirma Andrés López, su guitarrista. «Somos como un matrimonio de veinte años, que a veces callamos y otras hay que gritar». Pero como dicen los clásicos (y la experiencia), después de una gran discusión llega una gran reconciliación: «Así es, y este disco es un gran polvo de reconciliación, que nos ha rejuvenecido, despertado nuestra rebeldía y nos ha hecho volver a la esencia», asegura Andrés con no poco entusiasmo en la voz. En esta primera parte del año, los tres grupos más punteros de la ciudad, Los Planetas, Lori Meyers y Niños Mutantes tendrán trabajo nuevo.

Entre Madrid y Albuñuelas

De la creatividad surgida en aquel trance (el de antes de...), ha resultado una colección de canciones que grabaron el pasado diciembre en la casa-estudio de Martin Glover 'Youth' en Albuñuelas (Granada), con Abraham Boba y César Verdú (León Benavente) a cargo de la producción, y que terminaron de rematar hace sólo unas semanas en los Estudios Reno de Madrid, con Luca Petricca a los mandos. El cambio de asistentes aseguran que ha sido determinante en esta grabación «y eso que elegir un productor es como elegir un niñero, porque es un extraño que opina, actúa y maniobra en las entrañas de tus canciones. Pero con ellos ha sido un acierto total, porque nos profesamos mutuamente, amistad, respeto y admiración, y desde el minuto uno ha habido entendimiento total; ha sido tan balsámico que al final nos ha sobrado tiempo incluso», detalla Andrés, para el que este disco es «rápido, directo, inmediato y con mucha energía, un aquí te pillo y aquí te mato».

La última semana de marzo, este trabajo se pone en la calle. Así las cosas, están ustedes avisados.