Estas son las cuatro especies de serpientes que puedes encontrarte en Granada

Estas son las cuatro especies de serpientes que puedes encontrarte en Granada

Todas ellas son inofensivas para el ser humano y son muy positivas para el ecosistema pese al miedo que provocan en algunas personas

ÁLVARO LÓPEZ

Granada tiene serpientes y las serpientes viven en Granada. Es lógico, normal y hasta positivo para el medio ambiente. Porque la cadena alimenticia de las especies animales necesita de la presencia de estos ofidios que están habitualmente estigmatizados por la mala imagen que la cultura ha dado de ellas. No en vano, serpientes como la víbora sí son potencialmente peligrosas para los humanos, pero la realidad es que las que viven cerca de la población granadina, no lo son en absoluto.

Es más, según explica el biólogo y naturalista, Raúl León, la temida víbora no aparece nunca junto a entornos urbanos por lo que la población debe estar tranquila en ese sentido.

Este verano

Ese tipo de serpiente aparece en otros hábitats y no es fácil llegar a verla y por lo tanto ser mordido por ella. Ya que las especies de serpientes que sí son comunes junto a las ciudades como Granada, son todas del tipo culebra.

«Estos animales están protegidos por la ley y matarlos es un delito» Raúl León, biólogo y naturalista

Además, cabe resaltar que las serpientes son especies protegidas y que juegan un papel vital para el entorno al ser parte fundamental del medio ambiente. Regulan el número de roedores que existen ya que suelen ser sus depredadores naturales, por lo que son aliadas del ser humano en ese aspecto. Según el experto, no hay que crear falsas alarmas sobre estos animales ya que incluso huyen de la presencia de los humanos.

Esta misma semana, la Policía Local de Granada detectó la presencia de una culebra de herradura en el centro de la capital. Como veremos a continuación, es totalmente normal que esta serpiente pueda estar por los rincones de la ciudad, pero no es un hecho que deba preocupar a las personas puesto que no suponen un peligro.

Estas son las cuatro especies de serpiente que pueden verse en Granada por ser consideradas urbanitas:

1 Culebra de herradura (Hemorrhois hippocrepis)

Encontrada esta semana por la Policía Local resulta ser inofensiva. Como el resto de las que aquí se describen. Visualmente es fácil de identificar porque tiene manchas circulares por encima del cuerpo. Aunque asusta por el mero hecho ser una serpiente, resulta ser muy buena aliada para el control de roedores. Suele frecuentar construcciones abandonadas, descampados. Como el resto de las serpientes de este artículo, es endémica de Granada y no es una especie invasora.

2 Culebra de escalera (Rhinechis scalaris)

Es inofensiva y cuasi endémica de la península Ibérica, es decir, que su distribución abarca la península principalmente, aunque llega a algunos puntos de Francia. Sus escamas son brillantes. Está muy amenazada por el tráfico rodado pues se atropella mucho ya que suele estar presente en el asfalto para coger su calor. Es una gran especialista en capturar roedores. La culebra escalera caza siendo tanto adulta como juvenil, esta última tiene una coloración es diferente, pues se meten en las madrigueras y depredan a la camada de roedores. Son más eficientes incluso que los gatos, pese a que muchas personas utilizan a estos últimos para controlar la invasión de los roedores. Tienen la forma adecuada para meterse en las madrigueras e incluso poseen una lengua para captar moléculas de olor para detectar a su presa.

3 Culebra bastarda (Malpolon monspessulanus)

Robusta, grande, la que más longitud llega a alcanzar en la península (unos 2 metros). Depreda roedores. Y machos y hembras se diferencia básicamente por tener coloraciones diferentes. La bastarda es una serpiente muy rápida, muy atenta y muy inteligente según los estudios de comportamiento que se le han hecho. Cuenta con colmillos traseros que no son peligrosos para los humanos porque no es agresiva con estos salvo que se la llegue a coger y se sienta tan amenazada que pueda morder. Esos colmillos inoculan un pequeño veneno que sí puede paralizar a presas animales.

4 Culebra viperina (Natrix maura)

Es semiacuática y está presente en las zonas de agua de la Alhambra junto con, por ejemplo, los nenúfares. Vive fuera del agua, pero nada y bucea perfectamente si necesita buscar a su presa. A diferencia de las demás, su alimentación se basa en anfibios, peces, renacuajos o ranas, entre otras especies marinas. Se le llama viperina porque su actitud intenta copiar a la víbora y su parte dorsal también es en zigzag. Además, cuando se siente amenazada aplasta la cabeza para hacerla parecer triangular. Es tan inofensiva que ni cogiéndola muerde.

Todas ellas viven en entornos urbanos y muy cerca de la población. Por eso, el naturalista y divulgador científico, Raúl León, pide tener conciencia con estos animales y no matarlos si se encuentra ante la presencia de uno de ellos. «Están protegidos por la ley y matarlos es un delito», apunta. Por lo que cabe llamar al SEPRONA de la Guardia Civil para que se haga cargo de la serpiente que haya sido encontrada y evitar así cometer un delito que además perjudica al medio ambiente al romper parte de la cadena alimenticia.