CSIF urge a ampliar las plantillas ante la oleada de menores en los centros de acogida de Granada

Centro de menores Ángel Ganivet./ALFREDO AGUILAR
Centro de menores Ángel Ganivet. / ALFREDO AGUILAR

Recalcan «el grito unánime de todos los trabajadores, sin excepción de ninguna categoría laboral» para reclamar refuerzos

EFEGRANADA

El sindicato CSIF Granada ha pedido un plan de choque urgente que permita reforzar las plantillas ante la oleada de menores en los centros de acogida de la capital que ha provocado que el de Ángel Ganivet albergue al doble de chicos de su ratio y que los trabajadores teman un aumento de agresiones.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Granada ha remitido este martes un escrito ante la Inspección de Trabajo para exigir «una solución urgente y sin excusas« en los dos centros de menores de la provincia Granada, Ángel Ganivet y Bermúdez de Castro.

La responsable de Administración General de la Junta de CSIF, Mayte Merlo, ha explicado en un comunicado «el grito unánime de todos los trabajadores, sin excepción de ninguna categoría laboral« para reclamar refuerzos al sentirse sometidos a »graves riesgos« de todo tipo, incluidas agresiones como la denunciada la noche del domingo.

La responsable sindical ha apuntado que esta situación resulta especialmente compleja en el Ángel Ganivet, donde se atienden a menores españoles y extranjeros con edades comprendidas entre los 12 y 18 años que presentan enfermedades infecciosas y contagiosas y dificultades de adaptación al sistema y al modelo cultural español.

«Denunciamos una vez más el riesgo existente para los trabajadores y también para el resto de menores con los que conviven mientras la Administración no da ni un solo paso para solucionar este grave problema», ha subrayado Merlo.

CSIF ha advertido de que este verano la situación se agrava tras el cierre del albergue de Víznar, perteneciente a Inturjoven y usado en los dos últimos años por la delegación de Igualdad para descargar a los centros de la capital.

Ante los «continuos» sucesos violentos y la acuciante falta de personal para atender la llegada de nuevos menores, CSIF Granada ha solicitado a la Junta un plan de choque que permita nuevos contratos con el sistema de obras y servicios y que incluyan la categoría de traductor e intérprete.