Vecinos de Playa Granada piden que se mejore el barrio y acudirán al Defensor si no se hace

Una de las fuentes que están secas y que son irrecuperables. /Javier Martín
Una de las fuentes que están secas y que son irrecuperables. / Javier Martín

Han llegado a contar hasta 85 farolas fundidas, tres fuentes paradas, algunas alcantarillas sin tapa y papeleras rotas

Laura Ubago
LAURA UBAGOGranada

Los vecinos de Playa Granada, que estos días de verano sacan el máximo jugo a su barrio, sienten que están abandonados. Se dan un paseo y se les cae el alma a los pies al ver matorrales largos, socavones, fuentes secas o farolas pochas y quieren poner una solución a lo que entienden como una falta de mantenimiento pasmosa por parte del Ayuntamiento.

La reactivada asociación de Playa Granada se ha marcado el objetivo de mejorar esta zona turística de Motril, por eso, han mantenido reuniones con la alcaldesa y concejales y piensan llegar hasta las últimas consecuencias para ver su barrio en buenas condiciones, para que dar una vuelta por esas calles no sea un sufrimiento, ni haya que tirar de móvil para fotografiar la dejadez.

Estos vecinos han realizado un informe detallado de todo lo que está roto en su barrio y se lo han entregado a la concejala de Mantenimiento y Parques y Jardines. Ahí detallan en qué calle exacta está la solería deteriorada, dónde faltan tapas de registro o alcantarillado, dónde hay papeleras rotas y cuántas son las fuentes que ya jamás tienen agua: tres. «Más de 85 farolas han llegado a estar fundidas, algo que para la asociación supone un peligro de seguridad por tener muchas zonas en penumbra», comentan.

Esta asociación considera que han estado viviendo con palmeras «que llevaban cinco años sin podar», con jardines que no se regaban y con un largo etcétera que, a su juicio, es «inaceptable». «Consideramos que es necesario un plan de intervención urgente para resolver las cuestiones que hemos planteado. Para nosotros es una cuestión de justicia social equilibrar el nivel de inversión con respecto al resto de barrios motrileños y dignificar una zona que, a día de hoy, no ha sido dotada con un plan de actuación a medio o a largo plazo», expresa el presidente de esta entidad, Rafael García Luján.

Los vecinos cuentan que el informe de desperfectos está redactado por la junta directiva de la asociación donde están representadas casi la totalidad de las comunidades que componen el barrio y que nace de la «necesidad urgente» de una intervención inmediata de los servicios de mantenimiento del Ayuntamiento de Motril. «Esta necesidad surge de las reivindicaciones que desde hace muchos años han venido haciendo los vecinos de forma particular y que ahora la asociación canaliza», expone el presidente que suscribe el informe. Desde la asociación aclara que esta falta de mantenimiento es una actitud que se repite a lo largo de los diferentes mandatos «no solo del actual».

Los vecinos piden que se arreglen farolas y que se hagan revisiones periódicas de la iluminación. Que se reparten las papeleras y que se cambie el modelo para que lleven tapaderas, además piden que se revise la solería, se limpien los imbornales, se eliminen los alcorques estropeados y se pongan las fuentes en funcionamiento, entre otras cuestiones.

En su lista de peticiones está que se le cambien las puertas al parque, la señalética de bienvenida, que se pongan bandas reductoras en Rector Federico Mayor Zaragoza o que se reparen las marquesinas.

Por ahora, dan un plazo. Si no, pasarán a otro tipo de acciones. «De momento, esta asociación dará un margen de tiempo razonable al Consistorio para que tome cartas en el asunto, antes de plantear otras medidas como poner en conocimiento del Defensor del Pueblo estos hechos», advierten desde la asociación de vecinos que señalan que los desperfectos no son ya solo una cuestión estética sino que generan «falta de seguridad».

La concejala de Mantenimiento y Parques y Jardines, Gloria Chica, apunta que se ha reunido varias veces con la asociación y que están en contacto para conocer sus demandas.

«Actuamos en todos los barrios, y en Playa Granada también, no como se quisiera, sino como se puede con los medios que tenemos. No se está haciendo todo lo que nos gustaría pero sí realizamos un esfuerzo importante», expresa la concejala que señala que a ella le gustaría disponer de 20 jardineros y de 20 albañiles para realizar labores de Mantenimiento en la ciudad y que ahora solo dispone de cuatro jardineros y ocho albañiles.

Gloria Chica señala que en Playa Granada se han hecho muchas cosas y que no hay 85 farolas fundidas, que hay día que se apagan tres o cuatro de una misma zona y se reparan.

Además cuenta que el contrato de jardinería estaba bloqueado y que lo adjudicaron y que están contentos con la empresa y con cómo tiene ahora los jardines. «Se han podado las palmeras y arreglado árboles que dañaban el acerado».

Reconoce que las fuentes son «irrecuperables» porque sería muy costoso repararlas pero que les darán otra vida usándolas de jardineras. «En Playa Granada se hicieron cosas y no se preocuparon del mantenimiento posterior», anota la edil de Mantenimiento que subraya que se hacen muchas cosas y que se seguirá mejorando de acorde a los medios que tenga el Ayuntamiento motrileño.

Fotos

Vídeos