Un vecino de Castell pide ayuda para repatriar el cuerpo de su esposa a Rumanía

El matrimonio, en una imagen cedida por Attila. /IDEAL
El matrimonio, en una imagen cedida por Attila. / IDEAL

Attila está en paro y sus vecinos se han movilizado para tratar de ayudarle a recaudar los 4.000 euros que cuesta el traslado del cadáver. «Todo el mundo quiere morir en su país»

Mercedes Navarrete
MERCEDES NAVARRETE

Vecinos de la localidad costera de Castell de Ferro se han movilizado a través de las redes sociales para tratar de ayudar a su vecino de nacionalidad rumana Attila Albutiu, que está viviendo unos momentos terribles tras perder a su esposa Adriana, con la que vivía en el pueblo costero granadino desde hace 19 años.

Adriana de tan solo 47 años ha fallecido esta semana. Además de al inmenso dolor por la pérdida su compañera, Attila se enfrenta a la impotencia y angustia de no tener recursos económicos para financiar la repatriación del cuerpo a su pueblo natal, Iliusa, en Rumanía, donde la familia quiere que esté enterrada.

Attila ha trabajado como panadero y en los invernaderos en Castell pero en estos momentos está en paro y no puede pagar el traslado del cuerpo de su esposa a su país natal. Necesita cuatro mil euros y sus conocidos de Castell han pedido ayuda por las redes sociales para tratar de ayudarle.

«Toda nuestra familia está en Ilisua, un pueblecito de 200 habitantes en el noreste de Rumanía. Habíamos comprado una casa y queríamos volver. Nuestros hijos, de 28 y 26 años, viven en Alemania y quieren poder ir a visitar a su madre al cementerio a nuestro pueblo«, explica Attila, que llegó hace 19 años a la Costa de Granada para buscar un futuro mejor para su familia.

«Adriana era muy guapa, sensible, tímida. Llevábamos juntos 29 años. Todavía no me lo creo», relata el hombre, que hace un llamamiento a la solidaridad para poder enviar el cuerpo de su mujer a su tierra natal.

«Todo el mundo quiere morir en su país«, asevera.

Amigos como Roberto Castilla están enviando a todos sus conocidos a través de whatsapp el pantallazo con el número de cuenta del banco donde se puede ingresar una ayuda para Attila y apela a la solidaridad de sus vecinos. .

El número de cuenta. / IDEAL

La alcaldesa de Castell, Toñi Antequera, conoce el caso de estos vecinos, ya que eran usuarios de los Servicios sociales municipales. «Si fuesen personas que no tienen recursos y quieren enterrarse en el municipio sí podríamos actuar, pero en estos casos de repatriación desde Servicios Sociales lo tenemos más difícil«, comenta apesadumbrada.