La única zona sin malos humos de Andalucía se esfuma de la Costa Tropical

Zona habilitada para no fumadores en Playa Granada./Javier Martín
Zona habilitada para no fumadores en Playa Granada. / Javier Martín

Motril perderá el espacio de no fumadores, mientras Salobreña y Almuñécar se plantean habilitar zonas la próxima temporada de baño

PILAR GARCÍA-TREVIJANOMotril

De acuerdo con la Junta de Andalucía, en toda la comunidad autónoma sólo existe una playa libre de humos y está en Playa Granada. El municipio fue pionero y en 2018 se adhirió a la iniciativa de la consejería de Salud. Vera también acaba de firmar el compromiso y pronto se podrá ver el cartel colgado en los espacios que se habiliten del litoral almeriense.

La zona para no fumadores de Playa Granada desaparecerá, o al menos esa es la intención del concejal de Turismo José Lemos. El edil considera que la iniciativa es «un sinsentido que puede traer más conflicto». Además, apunta que muchos de los usuarios no cumplen con la restricción y que en vez de limitar el espacio se fomentarán medidas para el cuidado de las playas y la reducción de las colillas en la arena. «Seguramente nos desvinculemos de la medida. Es un sinsentido porque puede traer más conflicto que beneficios», señaló.

«Aquí no hay masificación, nuestras playas son espacios muy amplios en los que los bañistas pueden desperdigarse a sus anchas por la arena. La distancia entre toalla y toalla es suficiente y no hay necesidad de mantener una regla que puede causar conflicto o hacer sentir incómodo a alguien». A cambio, aseguró que propiciará actuaciones para que la playa esté limpia como repartir conos para las colillas, actuación que promueve la asociación de chiringuitos y a en la que Lemos contempla participar. En la actualidad, las sanciones por arrojar colillas en los 500 metros de espacio, ubicados entre los chiringuitos Oleaje y Los Moriscos, pueden llegar a los 3.000 euros.

Más información

Playa Can en Almuñécar

La aceptación de la medida de la Junta para crear espacios sin humo tiene una vigencia de cuatro años, por lo que previsiblemente Motril tendrá un espacio sin humo hasta 2021. Lemos mantendrá la playa Can y estudiará instalar una fuente para los perros, ya que ahora mismo sólo disponen de una ducha de personas.

Por su parte Salobreña pretende inscribirse en la medida de espacios sin humos la próxima temporada veraniega, al igual que Almuñécar que también estudia habilitar «un par de zonas» para que los bañistas puedan ir a darse un chapuzón con sus mascotas.