Los últimos animales de Peña Escrita esperan su reubicación