No hay acuerdo: habrá huelga de limpieza en Motril en plena Semana Santa

Los trabajadores han votado sí a la huelga en la asamblea que se ha celebrado en el Ayuntamiento/JAVIER MARTÍN
Los trabajadores han votado sí a la huelga en la asamblea que se ha celebrado en el Ayuntamiento / JAVIER MARTÍN

Los trabajadores han votado a favor del paro en la asamblea celebrada este mediodía

Rebeca Alcántara
REBECA ALCÁNTARAMotril

No ha habido acuerdo. Veinte minutos antes de que se iniciara la asamblea de trabajadores el Ayuntamiento han puesto sobre la mesa una propuesta de mínimos que no ha convencido a la plantilla de la limpieza que, tras abordar todos los escenarios posibles han votado sí a la huelga, que si nada lo remedia arrancará a las 22.30 horas.

Los sindicatos decidieron dar al consistorio un segundo plazo de una semana para negociar, pero esa negociación no se ha dado y los representantes de los trabajadores ya decían esta mañana que estaban dispuestos a llegar hasta el final. Eso sí, Juan Francisco Martín, de CCOO afirmó que sería la plantilla la que tendría la última palabra y esa última palabra ha sido sí.

Por el momento el Ayuntamiento no se ha pronunciado, aunque está previsto que en breve se remita un comunicado por parte de la responsable del área de Personal y teniente alcalde de Seguridad Ciudadana, María Ángeles Escámez.

En plena Semana Santa, uno de los eventos más importantes turísticamente para la ciudad, la huelga de limpieza podría dejar una imagen de Motril poco deseable. Cabe señalar, además, que el resto de trabajadores municipales tienen previsto sumarse al paro mañana.

Hay que recordar que los representantes sindicales de los trabajadores de la limpieza de Motril anunciaron hace casi tres semanas la convocatoria de huelga, tras la celebración de una asamblea, en la que todas las centrales sindicales (CC OO y CSI-F, CGT, SAT y TAL y TAL ) excepto UGT estuvieron de acuerdo en secundar el paro. Explicaron entonces que hasta octubre del año pasado la integración de la plantilla de la antigua Limdeco en el Ayuntamiento marchaba bien, pero que desde entonces todo ha empezado a complicarse.

Entre los incumplimientos de los que acusan al Ayuntamiento está la no aplicación en las nóminas de este año de la subida salarial que se contemplaba en la tabla aprobada en 2014. Ni en enero ni en febrero han cobrado más, algo que los representantes sindicales no entienden, porque el año pasado sí se hizo. El consistorio, explica, tiene que ir aplicando un incremento progresivo hasta 2020, tal y como se acordó en su día.

También critica que haya empleados que están trabajando seis días a la semana, cuando lo acordado es que fueran cinco. Y se preguntan qué ha pasado con la reducción del servicio de los domingos que nunca ha llegado a aplicarse. Y dicen que no tienen las mismas compensaciones que el resto de trabajadores municipales o que lleven cerca de un año sin recibir ropa nueva para desempeñar sus funciones