El turismo de la provincia vive el mejor julio en 20 años con más de 600.000 pernoctaciones

Miles de turistas han pasado por la Costa este mes de julio./JAVIER MARTÍN
Miles de turistas han pasado por la Costa este mes de julio. / JAVIER MARTÍN

En la Costa, llegaron más viajeros que nunca, aunque hubo menos pernoctaciones que en julio de 2017

Rebeca Alcántara
REBECA ALCÁNTARAMotril

El mes de julio ha sido bueno para el turismo en la provincia de Granada. Muy buen. Así se deduce de los datos publicados en el último informe sobre la coyuntura hotelera del INE (Instituto Nacional de Estadística). Las pernoctaciones, es decir, el número de noches que pasaron los viajeros en la provincia, ascendieron en el séptimo mes del año a 603.921. Eso supone que es la cifra más alta registrada en Granada desde 1999. Probablemente desde antes, pero ese es el primer año en el que hay registros publicados. En aquel lejano julio del final de la década de los noventa las pernoctaciones fueron menos de la mitad que ahora. En concreto, 279.422. El crecimiento, por tanto, es exponencial.

Si se analizan los números de la Costa Tropical se comprueba que gran parte de esas más de 600.000 pernoctaciones tuvieron lugar en los municipios del litoral. En concreto, 196. 198, es decir, alrededor del un 33% del total. Fue un buen mes para el sector, aunque en este caso hay un matiz, y es que no es el mejor de los últimos veinte años, porque en 2017 los números fueron algo mejores con un total de 199.247 pernoctaciones. El informe del INE muestra que en aquel año los extranjeros pasaron más noches durmiendo en hoteles del litoral que en este julio. En cuanto los españoles, el dato fue casi idéntico. La tendencia, en cualquier caso, es mejor que la de julio de 2018 y mejor que la que se ha registrado en toda la serie histórica, a excepción de ese 2017.

No obstante, si en lugar de observar las pernoctaciones, se analiza el número de viajeros que pasaron por los municipios de la Costa Tropical el pasado mes de julio, los datos sí indican que fue el más positivo de estas dos décadas, con un total de 55.083 turistas hospedados en alojamientos hoteleros. Casi tres veces más de los que estuvieron en la zona hace veinte años.

Eso sí, a pesar del crecimiento las cifras de visitantes que llegan al litoral granadino siguen estando muy lejos de las que se registran en otras costeras de Andalucía. A la cabeza y con más de medio millón de turistas se sitúa la Costa del Sol, seguida del litoral gaditano, con más de 300.000 viajeros hospedados en sus hoteles, el de Huelva, con casi 239.000 y el de Almería con más de 228.500. Todo ello frente a los apenas 55.000 que estuvieron en las playas de Granada.

En cualquier caso, los datos de la Costa son buenos porque los hoteles han estado llenos. Y es que tal y como aseguraba hace unas semanas el presidente de la asociación de hoteleros, Jesús Megías, los alojamientos han tenido una ocupación de entorno al 95% este verano. Otra cosa es la proyección de crecimiento que pueda tener el sector de cara a los próximos años, algo en lo que confía Megías, siempre que se trabaje de forma conjunta entre empresarios y administraciones. Hay que tener en cuenta también que existen proyectos de nuevos hoteles, un par de ellos en Salobreña, que si se hacen realidad podrían suponer un incremento importante en los datos en los próximos años.

En cuanto a la provincia granadina, un total de 266.473 personas estuvieron en julio durmiendo en algún alojamiento de Granada. Se situaron por encima Cádiz, con más de 357.000, Málaga con más de 646.900 y Sevilla con 280.658.

Los números de la capital también son buenos. De hecho, fue en la ciudad en la que más aumentaron las pernoctaciones, en torno a un 6,5%, en comparación con las registradas en julio del año pasado.

A falta de una semana para que termine agosto, el mes más importante para el sector, todo apunta a que el balance volverá a ser positivo. El año pasado, la Costa Tropical cerró el mejor periodo estival de las últimas dos décadas, desde que hay registros. Si la tendencia sigue como en julio, puede batir su propio récord.